COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Segunda de dos partes

AMLO. El presidente López Obrador ante las manifestaciones en su contra por parte de FRENA, le advirtió a la oposición “que se preparen porque no les daré tregua y seguiré hacia adelante con la transformación de la vida pública de México”. Asegura que en sus recorridos por el país no usará guaruras y viajará sin protección, porque no tiene nada que temer y nada de qué avergonzarse. Lo cierto es que la oposición luce desarticulada y sin propuesta ante la política presidencial avasallante, pero el rol opositor lo tiene FRENA, Frente Nacional Anti Amlo, que mantiene un plantón permanente en el zócalo capitalino exigiendo la renuncia presidencial. FRENA es un grupo de derecha, que ha rebasado a los partidos y es el interlocutor del poder presidencial. Será interesante dilucidar el escenario posterior de ver si se debilitan estas protestas o se fortalecen siendo una piedra en el zapato para el proyecto del presidente. Fallas. Por lo pronto, merced a los errores de manejo de crisis con un enfoque represivo por parte  de López Obrador  y de la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum, el movimiento ha crecido y es una preocupación seria para la estabilidad y la gobernanza y los medios nacionales e internacionales están muy atentos a las jugadas futuras de Gilberto Lozano, dirigente nacional de FRENA, que ha tenido el mérito indiscutible de retar al poder presidencial y de causar una seria preocupación en el mandatario federal, por más que Olga Sánchez Cordero, secretaria de gobernación, diga que “FRENA no nos quita ni el sueño de la siesta del mediodía”. Yo creo que es un error del sistema político de la 4T subestimar a un tipo milenarista y radical como Gilberto Lozano. Subestimar un problema, es un error grave que ha derivado en el fortalecimiento del movimiento de protesta en el centro de la ciudad. Al haberles impedido llegar al zócalo, consiguieron amparos de jueces federales, que les autorizaron sus garantías constitucionales de libre tránsito y de libertad de expresión. López Obrador les “infló” la nota y terminó favoreciendo a FRENA. En resumen, es un problema muy serio que se le puede complicar al presidente. Griselda.  La alcaldesa porteña, Griselda Martínez, aunque muchos la subestimen, se ve que aprende rápido de política y ahí donde la ven, es bien vista nada más y nada menos que por el presidente de la República, López Obrador, quien la puso en el presídium y conversó con ella en su más reciente visita al puerto de Manzanillo cuando anunció el control de los puertos y las aduanas por parte de la Secretaría de Marina y por parte de la Sedena. La alcaldesa porteña se ha comportado de forma más astuta en los meses recientes, está cercana a los afectos del presidente y ha mejorado mucho su interlocución con el pueblo. Estoy convencido de que su nombre va a aparecer en las boletas electorales ya sea como candidata a diputada federal por el segundo distrito, o puede repetir como candidata a la presidencia municipal de Manzanillo. Hay quienes la mencionan incluso para la gubernatura, lo que se ve difícil, pero se ha movido fuerte en los últimos días. Agustín. Una de las cartas que tiene el PRI para la gubernatura es Agustín Morales, Anguiano, un hombre preparado, con buena imagen pública, cercano a los retos y las oportunidades del agro colimense; que además de ser funcionario público, es un exitoso agro productor lo cual es meritorio pese a los problemas por los que atraviesa el agro nacional y estatal. Su hoja de servicios es interesante, es ingeniero agrónomo egresado de la Universidad de Colima, generación 1998-2003; fue dirigente de la asociación ganadera regional; presidente municipal de Comala; director de Iffecol, Instituto de Ferias y Exposiciones de Colima y actualmente es Secretario de Desarrollo Rural entregando excelentes resultados a los hombres y mujeres del agro colimense y a su jefe el gobernador del estado, Ignacio Peralta. Agustín tiene sensibilidad social y don de gentes es bien visto en todos los sectores sociales desde los más populares, hasta los más encumbrados y puede ser una buena carta para el PRI que atraiga el voto de otros sectores sociales y de otros actores y partidos políticos. Se ha consolidado como una carta fuerte y ahí está, en la antesala de la sucesión gubernamental.  Porfirio.  Se complica el proceso sucesorio en Morena. Los duros en torno a Claudia Sheinbaum, impulsan a Porfirio Muñoz Ledo, que tiene el colmillo de un elefante y amenazan con tumbarle la dirigencia a Mario Delgado, a quien acusan de ser muy cercano a Marcelo Ebrard y ser de derecha. Mario Delgado, se defiende y dice que su único jefe es López Obrador, pero los puros y radicales no le creen y quieren desbarrancar el proceso interno.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios