Opinión

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Primera de dos partes

Chapula. Una bomba política la incorporación de Roberto Chapula de la Mora a la campaña de Virgilio Mendoza, en un evento celebrado ayer (15). “Me sumo al proyecto de Virgilio por qué es un proyecto ganador ha logrado movilizar las conciencias de los ciudadanos, ha ganado las mentes y los corazones de los colimenses y no tengo ninguna duda de que será el próximo gobernador” afirmó Roberto Chapula al anunciar su incorporación al PVEM y al proyecto de Virgilio para la gubernatura. Esto es un plus para Virgilio quien se mete de lleno a la pelea entre los tres primeros lugares de la contienda. Tanto Mely Romero como Virgilio, han sabido hacer estrategia política, han movido sus piezas y marchan con paso firme para disputar la gubernatura, para darle alcance a la puntera que es la candidata de Morena, Indira Vizcaíno quien ha logrado esa posición merced al apoyo del presidente López Obrador y el manejo de los programas de bienestar, lo que fue un incentivo que logró posicionar a Indira en la candidatura y en el imaginario popular. Encuestas. Acabo de ver una encuesta de la empresa Demoscopia Digital que ubica a Indira Vizcaíno en el primer lugar, seguida de Leoncio Morán, Mely Romero y Virgilio Mendoza. Más allá de lo que digan las encuestas, y con lo que se observa en el terreno, analizando los eventos de campaña de cada uno de los aspirantes y la respuesta de los votantes a su acercamiento y petición de apoyo a sus diversos proyectos, es un hecho que nada está decidido. Prevalece la incertidumbre democrática y no es un hecho que el primer lugar de hoy, lo sea en la fecha decisiva del 6 de junio.  Hay un porcentaje de indecisos que van del 22 al 25%, suficientes para dar un vuelco a la elección y hacer ganar a otro proyecto. Creo que los finalistas, van a ser Indira, Mely y Virgilio. Locho se va hasta el cuarto lugar y ese lugar se lo disputa palmo a palmo Claudia Yáñez, quien tiene mucho empuje, muchas ganas, pero le falta marca a su partido, le falta mayor implantación territorial. El prestigio. Es como las marcas de los refrescos. Está la Coca Cola, Pepsi Cola y Red Cola y la gente va definiendo sus preferencias en función de la marca, del prestigio y de su lugar en el mercado. Así tenemos marcas fuertes como Morena, PRI y PAN y marcas menos fuertes como el PVEM, el PT y el resto de partidos satélites que giran en la órbita de Morena o más precisamente, bajo la égida y control del proyecto del presidente López Obrador, quien tiene un proyecto de largo plazo en el poder, si bien no está permitida la reelección, pero desde ahora dice que “de este lado hay relevo; a diferencia de la oposición. La oposición está en problemas”, un tema en el que no le falta razón, pues Morena tiene cuadros de corte presidencial y la oposición no ha podido o no ha sabido construir una figura fuerte, de polendas, que le dispute en serio la presidencia de la República a Morena. Marko Cortés, es un desconocido, Alito Moreno ha hecho esfuerzos, pero no ha crecido y su delfín en Campeche, está a punto de perder la gubernatura en Campeche, en dónde Layda Sansores de Morena encabeza las encuestas. Javier Corral, gobernador de Chihuahua se ha desvanecido, lo mismo que el Bronco, o que Enrique Alfaro, el gobernador de Jalisco, quien ya no quiere queso sino salir de la ratonera. No le interesa apostar al futuro y ha abandonado a su suerte a Leoncio Morán en Colima y los resultados se empiezan a percibir en el terreno y en la definición de la terna finalista, que en mi opinión estará entre Indira, Mely y Virgilio.  Decisión. El pueblo de Colima tiene en las manos su destino para los próximos años. Si eligen a Indira será más de lo mismo, austeridad a niveles destructivos. Recortes y más recortes, despidos de personal, escatimar el gasto para el agro, la salud y la educación, cero apoyos a las empresas, desaliento de la inversión y caída del Producto Interno Bruto (PIB), como ocurre a nivel federal a niveles insólitos. La peor caída desde hace 90 años, desde 1932, cuando se tuvo un desplome de la economía nacional como secuela de la gran depresión de 1929 en los Estados Unidos y que fue el caldo de cultivo para el ascenso del fascismo y del nazismo en Europa y el estallamiento de la segunda guerra mundial en 1939.  Estrategia. En resumen, nada está decidido. Indira llegó a su tope y empieza a caer. Los mejores estrategas los tiene Mely y Virgilio hace buena campaña.

 

 

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba