COLUMNA: Escaparate Político

Amador Contreras Torres

Primera de dos partes

AUTONOMÍA. Dice la candidata de Morena, Indira Vizcaíno, que llegando al gobierno se “acabará el contubernio con la Universidad”, atacando a la Máxima Casa de Estudios y cometiendo un grave error, pues la Autonomía es una garantía consagrada en nuestra Carta Magna y es ejercida y será defendida por la comunidad universitaria. Los enemigos de la educación no aprenden de las derrotas. Hay una unidad granítica en torno al Rector Christian Torres Ortiz, presidente del Consejo Universitario; los universitarios van a defender con las armas de la razón y la legalidad la Autonomía, que es la garantía para que la Universidad pueda cumplir su misión y su visión, al servicio de la forja de los cuadros técnicos y profesionales que requiere el desarrollo regional. La Universidad es una casa abierta al saber que está muy encima de la coyuntura electoral, muy por encima de la ignorancia y de la soberbia como bandera de campaña. Los enemigos de la educación y del progreso, ¡no pasarán! Hace 30 años hubo una precandidata, Socorro Díaz, que tenía todo el apoyo del presidente Salinas y amenazó a la Universidad, diciendo que haría cambios nomás llegando al gobierno estatal. Y entonces, perdió la candidatura ante Carlos de la Madrid Virgen, quien a la postre sería el gobernador. El pueblo de Colima y la militancia del tricolor no dejaron llegar a quien arriaba las banderas de la revancha y la agresión a los universitarios. La historia se repite hoy con los ataques de los enemigos de la Universidad que están destinados a la derrota al atacar a una Casa de Estudios que tiene elevados fines en la docencia, la ciencia, la extensión y la difusión de la cultura. ESCENARIO. Dicen los expertos que una elección se gana o se pierde desde las fortalezas y las debilidades del adversario. O sea, no siempre gana el más fuerte o el más rico o la que derrocha dinero en espectaculares, tapizando el estado literalmente con una campaña de despilfarro, pero que no dice nada porque está exenta de propuesta. Todas las carreteras del estado, todos los cerros, los techos, las esquinas, los autobuses están tapizados por la imagen de una sola candidata con un derroche de dinero impresionante y el árbitro de la contienda callado, no dice nada, lo que es interpretado como una patente de corso para hacer lo que se quiera en la absoluta impunidad y el silencio de los otros equipos de los otros candidatos que callan, no dicen nada y al callar están convalidando el estatus quo. Mucho dinero, mucha soberbia, mucha ignorancia en un pueblo pobre atrapado en las ocurrencias de un presidente que no escucha a nadie y en un país en el que no hay nada para nadie. Que no sean los parientes, los primos, los hijos, los paniaguados y adoradores del régimen que prometió no robar, no mentir y no traicionar. Entonces, los votantes ya lo saben. La oferta electoral y la propuesta política es más de lo mismo. Hambre, despidos de personal, miseria y enfermedad. Uso electoral de la vacuna contra el Covid-19 por medio de su ejército electoral pagado con los impuestos de todos y haciendo a un lado la capacidad instalada del sistema nacional de salud que tuvo la hazaña y el expertise de aplicar 11 millones de vacunas en una sola semana cuando gobernaba el PRI, lo que fue un logro reconocido por la Organización Mundial de Salud (OMS). Ahí están los datos duros de la terca realidad, ahí está las hemerotecas que no me dejarán mentir. ITZEL RÍOS. La secretaria adjunta del CEN del PRI, Itzel Ríos de la Mora, ha sido designada vocera oficial de las campañas del PRI, lo cual me parece un gran acierto dada la sensibilidad y la experiencia política que tiene. Ya fue senadora, diputada y expresidenta del CDE del PRI. Hacen bien los priistas en reconocer el quehacer de Itzel, quien fue finalista en la batalla interna por la candidatura a la alcaldía de Colima. Sin embargo, en lugar de gritos y sombrerazos, o de irse a otro partido, se disciplinó y sigue trabajando, sabedora de que hay que sumarse para salvar a Colima de la incuria, ineptitud y desastre. Ya vendrán otras oportunidades. Por lo pronto hay que trabajar intensamente para ganar el futuro. Es decir, como decía Luis Donaldo Colosio: “todo el partido, todo el tiempo y en todo lugar”. Esa es la clave para ganar esta elección en una alianza horizontal con el PAN y con el PRD, para salvar a Colima y para salvar a México de la miseria, el desempleo y el desastre. Estamos a tiempo para la cita con las urnas.

 

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios