Opinión

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Primera de dos partes

UNIVERSIDAD. El Rector de la Universidad de Colima, Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, al ser entrevistado por los medios de comunicación, expresó que después de los sismos se está realizando una revisión exhaustiva de las instalaciones académicas y administrativas de la Casa de Estudios para evaluar y resolver posibles daños estructurales, a efecto de garantizar la seguridad de las y los estudiantes y de las y los trabajadores; en especial, se están revisando las aulas, los laboratorios, talleres y cafeterías para tener la certeza y seguridad de realizar todas las actividades académicas y regresar a las clases presenciales el próximo lunes 3 de octubre. Por lo pronto, esta semana, las clases serán vía mediación tecnológica, a distancia. Puntualizó que las revisiones están a cargo de personal y expertos de las facultades de Arquitectura e Ingeniería Civil, así como de la Dirección de Obras Materiales, se trata de personal calificado el que está a cargo de la revisión estructural, para verificar los daños y hacer los arreglos respectivos a la mayor brevedad posible. RESPALDO. Asimismo, el Rector expresó que ayer (lunes 26), se reunió con la gobernadora Indira Vizcaíno para ofrecer el apoyo del personal y de los técnicos y profesionistas de la Universidad de Colima, para sumarse a la revisión que lleva a cabo el Gobierno en todo el estado; “ver en qué podemos ayudar”, expresó el Rector de la Máxima Casa de Estudios de la entidad. En términos generales, no hay muchos daños en la UdeC, salvo dos o tres espacios bien identificados, en donde se revisará con mayor detalle y se habrá de intervenir y resolver, expresó el Rector, precisando que ya se han tomado las medidas pertinentes para garantizar la seguridad. NEGOCIACIONES. El proyecto para pasar la Guardia Nacional a la Sedena no fue votado en el Senado porque a Morena le faltaron algunos votos para pasar la aduana constitucional; es decir, las dos terceras partes de los senadores presentes. Entonces, se retiró la iniciativa y en 10 días más se vuelve a presentar. Ha trascendido que, en el cabildeo con los senadores de oposición, se encuentran los titulares de Gobernación, de la Sedena y de la Semar; e incluso está también el exsecretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, quien trata de ayudar al presidente López Obrador en su proyecto para garantizar la seguridad que, en su opinión, debe ser una vía militar, lo cual es rechazado por la oposición en el Senado y en los partidos políticos. En ese tema, el PRI está dividido, pues los diputados federales respaldaron a su líder Alito Moreno y Rubén Moreira, al votar a favor del proyecto de AMLO, en tanto que los senadores del PRI están en contra, junto con el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. En este delicado tema de la agenda nacional no está dicha la última palabra y la moneda está en el aire. Es muy posible que se logre convencer a algunos senadores del PRI, pero lo contrario, también es un escenario posible. El presidente López Obrador ha dicho que prefiere retirar su iniciativa que negociar con la oposición, un tema en el que hay diferencias con otros actores dentro del gabinete y dentro de Morena. En este sentido, ha trascendido que los militares le han pedido al presidente ceder y negociar una revisión, escrutinio y control por parte del poder civil y del Legislativo, haciendo ajustes al proyecto, con tal de que sea aceptado por las partes y sea aprobado en el Senado de la República. Pero es un punto en que el presidente AMLO no está dispuesto a ceder, según ha trascendido en Palacio Nacional y en las columnas de la prensa nacional. MONREAL. A estas negociaciones se ha sumado el senador Ricardo Monreal, pero juega sus cartas con astucia para llevar agua a su molino, preparando su futuro político, ya sea dentro o fuera de Morena, para aspirar a la candidatura presidencial. En lo personal, como senador, como político y como profesor de teoría del estado en la UNAM, es claro que Monreal se opone a la militarización de la Guardia Nacional. Esa es su postura real. Sin embargo, por pragmatismo y porque sabe que es la iniciativa presidencial, Monreal la apoya o hace como que la apoya, en una auténtica dicotomía existencial y ontológica. Está y no está con el presidente López Obrador; está y no con la iniciativa de corte militarista que es rechazada por la oposición en su conjunto. Esta dicotomía existencial que padece Monreal, se ve reforzada porque tiene un pie dentro de Morena y otro pie fuera, en el bando opositor, y esto lo sabe el senador Germán Martínez, quien de plano, de manera pública, le dice desde la tribuna: “usted tiene mi apoyo para ser el presidente del Senado”. Veremos el desenlace.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba