El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Primera de dos partes

CONVENIO. Para fomentar

Posicionamiento. En sesión extraordinaria realizada este lunes, el Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la Universidad de Colima, aprobó respaldar al rector Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, “en todas las acciones que realice y resulten necesarias -sean de índole jurídica, política o de cualquier otro tipo- en defensa de la Casa de Estudios y su autonomía, con la finalidad de que, a la brevedad, cese la afectación al patrimonio universitario y sea cubierta la deuda que el Gobierno del Estado tiene con nuestra institución”. Es un cierre de filas de los universitarios para exigir los recursos que le corresponden y que no han sido cubiertos, poniendo en riesgo la buena marcha de la institución educativa y afectando a 4,200 trabajadores y a más de 28 mil estudiantes.  Respaldo. En esta perspectiva, el cierre de filas en torno al liderazgo del Rector Torres Ortiz Zermeño, es en defensa irrestricta de la autonomía y del patrimonio universitario y que no se vean afectadas las funciones sustantivas y adjetivas en la enseñanza, la ciencia, la difusión de la cultura y las tareas de extensión universitaria. En dicho posicionamiento, aprobado por el pleno del Consejo Universitario, las y los concejales refrendaron su respaldo al Rector, “en el mandato delegado por nuestra Ley Orgánica, de preservar la autonomía universitaria haciéndola respetar con todos los recursos morales, históricos y legales que estén a su alcance”. Adeudo.  Cabe destacar que el adeudo que tiene el Gobierno estatal con la Universidad, y que asciende a más de 264 millones al corte de septiembre, según se afirma en el posicionamiento, “constituye una afectación directa al patrimonio universitario, pues impide al sano desarrollo y cumplimiento de los fines para los que fue creada la Máxima Casa de Estudios”.  En este sentido, es pertinente aclarar que el adeudo es exclusivamente por parte del Gobierno del estado, no así del Gobierno federal que de forma oportuna ha suministrado los recursos que le corresponden. En este sentido, mientras la Federación, ha entregado en tiempo y forma a la institución la parte que le corresponde del presupuesto anual, el Gobierno del estado no ha entregado recursos desde el mes de abril; desde esa fecha, agrega el texto aprobado, la Universidad ha realizado múltiples solicitudes a la administración estatal para requerir dichos recursos, sin tener hasta el momento una respuesta resolutiva. Denuncia. Ante esta situación, el Consejo Universitario decidió respaldar las acciones que emprenda el Rector Christian Torres Ortiz para reclamar el recurso que por ley le corresponde a la Universidad, y evitar con ello que la institución vea afectada su marcha y el cumplimiento de los objetivos para los cuales fue creada. En este sentido, el rector Torres Ortiz adelantó que esta semana la Universidad presentará las denuncias ante las autoridades correspondientes. El justo reclamo de la comunidad académica es en defensa de la educación, en defensa del interés público y en defensa de la autonomía universitaria para preservar y garantizar la viabilidad en el tiempo de la misión de la universidad al servicio del pueblo de Colima. Para decirlo sumariamente, los universitarios defienden con la razón y el derecho y con todas las acciones que sean necesarias, a la Universidad, la gran casa educativa construida desde hace 81 años, con el esfuerzo de muchas generaciones de colimenses. Arnoldo.  El presidente estatal del PRI, Arnoldo Ochoa, cuestionado en torno a los problemas laborales y financieros que enfrenta su partido, en Colima, expresó que el ex dirigente Rogelio Rueda depositó 16 millones de pesos del PRI en su cuenta individual, lo que generó que el Instituto Nacional Electoral (INE) sancionara al PRI,  por no concluir el edificio del PRI por Calzada Galván y motivó una serie de problemas financieros para el partido que han motivado que ya no haya recursos para pagar la nómina de los trabajadores, pues han disminuido los recursos, y se ha tenido que cambiar de sede a las oficinas del partido. La situación es tan difícil que el propio Arnoldo Ochoa no percibe ni un cinco como dirigente. Un severo problema político y financiero el que enfrenta en esta hora difícil en que ha perdido la gubernatura por primera vez en la historia del PRI en Colima. Esperemos que los priistas, la verdadera militancia unan fuerzas y afanes para resurgir como el ave fénix. Nada es imposible. Hubo un tiempo en que el PRI arriaba las banderas populares; hubo un tiempo en que el PRI construyó este país con una formidable obra pública e instituciones educativas de primer nivel e instituciones de salud como el IMSS, el ISSSTE. Es la hora de recordar el pensamiento de un gran líder don Jesús Reyes Heroles quien decía: “Una mejor edad no está detrás de nosotros. Está adelante.”

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Tags