El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Segunda de dos partes

Finanzas. Es lamentable el colapso financiero del estado en el que concluye el sexenio de Ignacio Peralta. Las finanzas estatales están tronadas y es el peor cierre de sexenio en toda la historia. Es muy lamentable. No me gusta hacer leña del árbol caído y no deja de ser lamentable este colapso que no responde a las altas expectativas que generó al inicio de su sexenio el actual gobernador. Los problemas financieros son de tal magnitud que Indira Vizcaíno se ha sacado la rifa del tigre, pues para pagar estas quincenas de los últimos tres meses del sexenio se han tenido que adelantar las participaciones federales que corresponden ya al siguiente sexenio de Indira Vizcaíno, lo que va a obligar, a la contratación de deuda de corto plazo para pagar la nómina al menos en el arranque de la gestión del nuevo Gobierno a partir del primero de noviembre. El bache financiero es enorme y la prensa da cuenta que el gobernador Ignacio Peralta tiene 13 mil millones de pesos por aclarar antes del 31 de octubre en que concluye su gestión ante la Auditoria Superior de la Federación. Son muchos los rubros por aclarar y que son la muestra elocuente del colapso financiero y político de este gobierno. Aunado al grave quebranto en las finanzas, Colima es el estado que menos recursos recibirá el año que viene 2022, pues se tiene previsto un presupuesto de apenas un poco más de 13 mil millones de pesos, en un horizonte de estancamiento con inflación y el estado en lugar de ir para adelante va para atrás. En el último año de Peña Nieto, 2018, se recibieron recursos por más de 17 mil millones de pesos y ahora, apenas 13 mil millones de pesos, un retroceso inaceptable para un estado como Colima que le aporta mucho a la Federación. El centralismo financiero hace nugatorio el pacto federal y el federalismo es una mera entelequia. Vienen tiempos difíciles para Colima y el pueblo tiene en sus manos la oportunidad de perseverar en la misma ruta, seguir como vamos, o cambiar a sus autoridades y al modelo de bienestar por otra alternativa. Tey Gutiérrez. Un gran triunfo electoral obtuvo Tey Gutiérrez para gobernar la villa.  Fue un triunfo merecido y difícil pues otros candidatos también sacaron alta votación como Memo Toscano, Karina Heredia y Perla Vázquez. Tey tiene la gran oportunidad de estructurar un Plan Municipal de Desarrollo que venga a desatar toda la energía de la sociedad y a superar los rezagos ancestrales que tiene ese municipio. Sin embargo, se ha filtrado a la prensa versiones de que no atiende y no contempla en su gabinete a muchos de sus colaboradores que trabajaron arduamente para lograr el triunfo. De ser así, Tey cometería un grave error que le puede afectar a su gestión. Todavía tiene el espacio y el tiempo suficiente para rectificar. Oscar Ávalos. El empresario y político tecomense, ha dicho que tiene Covid- 19 y hará una pausa obligada en sus actividades políticas. Este anuncio causó impacto en la sociedad tecomense, pues el anuncio se da en la víspera en que se definan los candidatos para la elección municipal extraordinaria para Tecomán y Oscar era una de las cartas fuertes de la coalición Va por Colima. Veremos el desenlace de esta elección extraordinaria y le deseamos una pronta recuperación a Oscar Avalos. El fracaso. La cumbre de la Confederación de países latinoamericanos y caribeños (CELAC) celebrada en México, es vista como un fracaso político pues no logró sus fines de sustituir a la Organización de Estados Americanos (OEA), como habían pregonado el presidente López Obrador y su canciller Marcelo Ebrard. Aparte de eso, el haber traído con grandes honores a dictadores como el de Cuba, Díaz-Cannel y el de Venezuela, Nicolás Maduro, fue un grave error, pues en plena cumbre, los presidentes de Paraguay y Uruguay les dijeron que no son países democráticos, que no hay libertad y que reprimen a sus ciudadanos, en suma, son dictaduras. Fue el parto de los montes. Se esperaba que de la cumbre emergiera López Obrador como un gran líder continental y no fue así, pues el pleito fue de pronóstico reservado y les manchó su cumbre a López Obrador y a su canciller Marcelo Ebrard. Ni modo, fue un fracaso político rotundo y los resultados no fueron los esperados. La política exterior no vive sus mejores días. No sirve mucho la defensa de Cuba y los ataques a Estados Unidos. Por toda respuesta, Estados Unidos ya le contestó y dijo que Cuba es una dictadura y que, por lo pronto, la frontera con México seguirá cerrada y México se tendrá que hacer cargo de los gastos de las deportaciones de migrantes que hagan los Estados Unidos. De este lado, palabras, retorica, y del otro, acciones contundentes.

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas