Opinión

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Primera de 2 Partes

UNIVERSIDAD. El Rector de la Universidad de Colima, Christian Torres Ortiz Zermeño, expresó en la edición de este lunes 3 de octubre, en el programa de radio “Rectoría en Frecuencia”, en torno a la caída de un plafón en el Bachillerato 20 ubicado en Tecomán, que no hubo lesiones graves y que la situación se atendió al momento, incluso por el médico del plantel. Puntualizó el dirigente de la Máxima Casa de Estudios que el tema es exclusivamente de plafones y de ventiladores, y con el objetivo de hacer una revisión más exhaustiva se están dejando sin actividad 5 salones de ese bachillerato. El Rector puntualizó que ese contratiempo se generó por los ventiladores anclados al plafón. En el incidente 3 estudiantes tuvieron algún golpe; los 3 fueron atendidos por el médico del plantel y ninguno tuvo daño de consideración. Los atendieron al momento y se retiraron a sus hogares. Es muy positivo que hubo una gran capacidad de respuesta de la institución para atender y resolver con atingencia este tema. COLABORACIÓN. En otro asunto, la gobernadora Indira Vizcaíno comentó en sus redes sociales que se reunió en Casa de Gobierno con el Rector de la Universidad de Colima, Christian Torres Ortiz Zermeño, la directora del Instituto Tecnológico de Colima, Ana Rosa Breña, las cabezas de diversos colegios de ingenieros y arquitectos para dar seguimiento a los temas relacionados con la atención a la población tras los sismos recientes. La gobernadora expresó su agradecimiento a las instituciones educativas y colegios de profesionistas por el apoyo con personal especializado para la evaluación de daños en viviendas y planteles educativos y el respaldo en tareas relacionadas con la reparación de daños y la reconstrucción y expresó su certeza de que con la suma de esfuerzos y afanes Colima saldrá adelante. En efecto, en estos tiempos aciagos tras el sismo, la suma de esfuerzos entre gobierno, instituciones y la sociedad es muy importante para salir adelante. PROYECTO. Este día se volverá a presentar en el Senado de la República el proyecto presidencial que propone ampliar por 4 años más, hasta el 2028, la presencia del ejército en las calles para afrontar el reto de la seguridad pública un tema muy importante y de ingentes dimensiones, que en la visión del presidente Andrés Manuel López Obrador, es muy necesaria la presencia del ejército en las calles, sobre todo, por temas, como por ejemplo, la balacera de este domingo en Zapopan, Jalisco entre delincuentes y escoltas de un empresario. El senador Ricardo Monreal dijo que, en el nuevo proyecto, se modificó el 5 transitorio del proyecto para permitir un control legislativo sobre el tema y la comparecencia periódica de los titulares de las fuerzas armadas y de gobernación para explicar los avances y resultados del combate a la delincuencia y la inseguridad. Cabe destacar que la oposición está en contra de este proyecto porque considera que se militariza el tema de la seguridad pública y consideran que no ha habido buenos resultados en la materia consideran que debe haber un enfoque civil de la seguridad pública y no militarista. Hace 10 días el proyecto fue rechazado en el Senado, pero mañana se va a volver a someter a votación de nuevo para ver si se alcanza la aprobación constitucional, es decir, la votación de las 2 terceras partes de los senadores presentes. Al respecto, el senador Ricardo Monreal expresó que con la nueva redacción y los ajustes al quinto transitorio, ya algunos senadores de oposición puedan votar a favor el proyecto de referencia. Veremos que sucede, pues es un tema muy importante en la agenda política de la nación, sobre todo en estos momentos en que hay un gran debate por el Jackeo que se hizo a la información de seguridad nacional de la Sedena y la próxima publicación de un libro de contenido fuerte “El rey del cash”, de Elena Chávez, ex pareja de César Yáñez el subsecretario de gobernación. Estos temas, junto con el debate de la nueva investigación sobre el caso Ayotzinapa ponen en tensión la relación del presidente con los militares y lo ponen en una situación difícil con los padres y los deudos de los jóvenes que fueron abatidos hace 8 años en Iguala, Guerrero, y que es una herida abierta en la vida nacional y las nuevas versiones y explicaciones no satisfacen a las partes involucradas y vienen a causar una fuente de conflicto a los más altos niveles del gobierno federal, pues el subsecretario de gobernación, Alejandro Encinas, está confrontado, en su visión sobre el caso Ayotzinapa, con la Fiscalía General de la República y con el Ejército mexicano, lo cual no es un dato menor y no tiene precedentes en la agenda nacional.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba