El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Segunda de dos partes

Sucesión.  Claudia Sheinbaum, la Jefa de gobierno de la Ciudad de México, va adelante en la carrera por la sucesión presidencial, pues todos los expertos y analistas coinciden en señalar que es la favorita del presidente López Obrador para sucederlo en la Presidencia de la República frente al canciller Marcelo Ebrard y el presidente de la mesa directiva del Senado de la República, Ricardo Monreal, con menos posibilidades para alcanzar la candidatura presidencial de Morena, pero le hacen la lucha y todo, todo puede pasar pues si bien es cierto que la política es el reino de la incertidumbre, también es el arte de lo posible. No es un mandato divino o cósmico que sea la próxima presidenta de México, si bien es cierto, que por ahora marcha adelante en la carrera por la sucesión presidencial y es la favorita del presidente AMLO y de la nomenclatura de Morena, que han cerrado filas en torno a la Jefa de Gobierno. Por su parte, el senador Ricardo Monreal que no ha sido considerado por el presidente López Obrador como uno de sus favoritos para sucederlo, se sigue moviendo de tiempo completo para colocarse en el imaginario colectivo y para buscar ser en el 2024 el candidato presidencial de Morena, si bien está consciente de que la favorita del presidente es Claudia. Anda tan activo el zacatecano Ricardo Monreal que lo mismo presenta libros en la FIL de Guadalajara, que concede entrevistas en medios nacionales que hace visitas al mercado y tianguis de la Lagunilla en la Ciudad de México. O sea, se da tiempo para todo, cumple su quehacer en el Senado y los fines de semana viaja a los estados, a dejarse ver y darse baños de pueblo. Anda picando piedra y hace su lucha, contra viento y marea sabiendo que está lejano en los afectos del presidente. Por su parte, Claudia se ve más serena, más tranquila sabiendo que va punteando en la carrera presidencial, una sucesión adelantada por el propio presidente AMLO. Por su parte, el canciller Marcelo Ebrard dice que “falta mucho tiempo” para la sucesión y hace bien su trabajo como canciller en diversos foros internacionales en dónde se mueve como pez en el agua y se toma selfies con diversos presidentes y líderes mundiales, como un ensayo de lo que pueda venir en el futuro.  Morena tiene estas tres cartas visibles y se puede sumar una cuarta opción que es la del titular de Gobernación, Adán Augusto López, que ya fue destapado como un posible candidato nada menos que por Mario Delgado, el líder nacional de Morena. Seguramente, el destape fue por instrucciones del presidente, pues en Morena, nada se mueve sin la voluntad de su fundador, el ahora presidente de México. Entonces, hay cuatro cartas visibles en Morena: Sheinbaum, Ebrard, Monreal y Adán Augusto. En la oposición, ya se empiezan a mover las cartas y ya tienen, de entrada, así como “de saque”, cuatro cartas para la sucesión presidencial que son Lorenzo Córdoba, titular de INE, el ex secretario de Hacienda, José Ángel Gurría; Enrique de la Madrid Cordero- hijo del expresidente Miguel de la Madrid- y el periodista Carlos Loret de Mola, cuyos reportajes en Latinus han molestado al presidente. Loret de Mola ha crecido tanto, que algunos ya lo ven como presidenciable. Hay otras cartas que se quedaron cortas, que no dieron el estirón a la hora decisiva, como lo es el caso del dirigente nacional del PRI, Alito Moreno, quien está fuera de esta posibilidad, acaso por las derrotas electorales del tricolor el pasado 7 de junio. Otra carta, que se ha mencionado es la del empresario Claudio X. González, quien es el artífice de la Alianza Va por México, pero él ya se auto descarta y dice que prefiere la trinchera ciudadana para echar a Morena de la presidencia. Discurso. En la “mañanera” de este lunes (29), celebrada en Oaxaca, el gobernador Alejandro Murat le agradeció al presidente López Obrador todas las obras como el corredor interoceánico en el Istmo de Tehuantepec que van a venir a detonar de una región tan importante “que había permanecido olvidada en el pasado”. A pesar de ser priista, el gobernador Alejandro Murat tiene una excelente relación con el presidente López Obrador. En su mensaje, el titular de la Secretaría de la Defensa Nacional, general Luis Crescencio Sandoval dijo que a través de la Guardia Nacional y del Ejército se presta un gran apoyo para mejorar la seguridad pública en ese estado austral del país y han bajado los índices delictivos en diversos rubros como secuestros, homicidios, robo a casa a habitación y robo en transporte, por lo que, aseveró, la estrategia en materia de seguridad empieza a dar resultados positivos. Veremos y diremos.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas