Opinión

COLUMNA: Escaparate Político

Por Amador Contreras Torres

Primera de dos partes

A destacar. Los diversos campus de la Universidad de Colima se vuelven a llenar de vida y algarabía con el retorno a clases, al inicio del nuevo ciclo escolar, para preparar a la juventud colimense, para forjar los cuadros técnicos y profesionales que requiere el desarrollo del estado y la región. Ayer fue el primer día de clases del nuevo ciclo escolar y el Rector de la Casa de Estudios, el doctor Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño, dirigió un emotivo mensaje a los estudiantes que son la razón de ser de la institución académica, con la certeza de que serán apoyados en sus proyectos de superación profesional y académica, con el liderazgo horizontal, democrático y cercano a los alumnos y profesores de un Rector que entiende a los jóvenes y que lidera con fuerza y vigor el timón de la nave universitaria para llevarla a buen puerto, con la divisa de una “pertinencia que transforma”. Enhorabuena. Encuestas. Las encuestas de las diversas empresas en torno a la sucesión presidencial, marcan a Morena como el favorito para retener el poder y la precandidata con mayores posibilidades de ser la abanderada es Claudia Sheinbaum, quien cuenta con la simpatía y preferencia del presidente de la República, quien considera que con Claudia se garantiza la vigencia de su legado y del proyecto político de la Cuarta Transformación. Recuerdo que en su visita a Colima, Rolando Cordera, en una conferencia en la Universidad de Colima, decía que después de 6 sexenios de corte neoliberal y de un viraje a la derecha, el país requería por lo menos de tres sexenios, 18 años, de un viraje a la izquierda. Eso decía cuando AMLO era presidente electo en 2018. Con el tiempo, Rolando Cordero, prestigiado economista de la UNAM, ha matizado sus opiniones y se ha mostrado más crítico con el rumbo del país en manos de AMLO. Riesgos. Los acontecimientos violentos en 5 estados del país (Guanajuato, Michoacán, Jalisco, Chihuahua y Baja California) son una clarinada de alerta de que el país entra en una peligrosa fase de terrorismo e ingobernabilidad, como han advertido destacados actores políticos y académicos, pues el Estado está perdiendo la gobernabilidad y lo que Weber llama “el monopolio de la violencia legítima”. Los acontecimientos violentos se precipitan y los riesgos son enormes si la delincuencia cruza líneas rojas y decide atacar de forma indiscriminada a la población civil y se ataca a una reconocida empresa nacional de tiendas, propiedad del poderoso holding empresarial del Grupo Monterrey, el clan de FEMSA y de los Garza Sada, que han guardado prudente silencio, pero esto se puede convertir en un grave problema de carácter internacional, pues ya desde tiempos del expresidente Trump, se tiene la amenaza de Estados Unidos de intervenir militarmente en México si hay terrorismo y amenazas a su seguridad nacional, si el Gobierno de AMLO no puede o no quiere intervenir para combatir al hampa. La situación se sale peligrosamente de control y el horizonte es muy oscuro para la agenda nacional en todas sus vertientes y dimensiones. Estamos como dijo el poeta Octavio Paz, en “un tiempo nublado”. En esta perspectiva el horizonte es ominoso y se debe recuperar a la brevedad el Estado de derecho y la gobernanza, pues de lo contrario, pierde el sistema político, pierde la República federal que es el sistema que tenemos desde 1824 como legado de las luchas por la independencia; pierde el Gobierno, pierden los actores políticos y pierde la sociedad mexicana, si no tenemos -en la hora presente- la grandeza para trascender esta aciaga coyuntura y procesar en forma civilizada las naturales diferencias en el cuerpo social. Una sociedad dividida y polarizada es presa fácil de la derrota y de la fractura, y de los riesgos de un indeseable proceso de balcanización, tal como sucedió en el siglo XIX cuando perdimos más de la mitad del territorio nacional frente al vecino del norte. Los riesgos son enormes y lo de menos es la disputa por la sucesión presidencial. Lo más importante es preservar a la nación, a través de un nuevo contrato social, un pacto político entre las diversas fuerzas para construir la reconciliación nacional, recuperar la paz social, la convivencia pacífica entre los mexicanos, que hoy está vulnerada por la violencia oscura y el desgarramiento atroz del tejido social. Estrategia. Adán Augusto López, secretario de Gobernación, al encabezar el informe de seguridad, junto al gabinete relativo al tema, expresó que no se minimizan los actos de violencia. La estrategia está dando resultados y existe una baja en la incidencia delictiva y se coadyuva con los gobiernos estatales y municipales para garantizar la seguridad.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba