COLUMNA: La Mirilla

Los Movimientos de Mario

Por Carlos Rodrigo López González

El exgobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno (MAM), definitivamente ha sido la nota en los últimos días, pues en menos de una semana ha realizado tres acciones que han creado bastante revuelo entre el pueblo colimense, así como entre la clase política local. El oriundo de Tinajas salió de entre las sombras, pues poco se le había visto en público desde su salida de la Casa de Gobierno, y ahora lo hace con todo, un tanto por las situaciones que lo empiezan a presionar, un tanto por gusto y otro por estrategia, claro está.

Primeramente, en un sentido cronológico, Anguiano Moreno decidió acicalar el caballo negro azabache y dar la vuelta en él durante la Cabalgata Nocturna del pasado viernes, la primera de las festividades charrotaurinas de Villa de Álvarez, como ya es tradición desde hace dos años. A pesar de estar envuelto en un escándalo por el supuesto desvío de recursos ejercido en su administración por la cantidad 638 millones de pesos, en el que la consecuencia fue una multa de 515 millones de pesos y una inhabilitación para ejercer cargos públicos durante 14 años, poco le importó y sin mínimos rasgos de tristeza, paseó por calles de Colima y Villa de Álvarez, a la par que lo saludaban, le tomaban videos y fotos, le invitaban tequila y lo abrazaban, eso sí, no como otros años, pues la sentencia -la cual fue anunciada días atrás-, le bajó el poco prestigio que gozaba y le restó simpatía.

En su paso por la Torres Quintero, Mario bajó del cuaco y extendió su mano a algunos comensales y asistentes, acto que anteriormente no era visto ya que la gente era la que lo detenía y lo saludaba por iniciativa, aunado a que ya nadie le aplaudía como un rockstar, al contrario, sonaron rechiflas que mostraban desprecio y rechazo, algo nuevo. Presintiendo lo mal que podía pasarla, mejor subió al semoviente y continuó la marcha. No obstante, seguía sonriente, despreocupado, su semblante era alegre, como si la pena fijada no significara nada. ¿Qué razones podrían ser las causantes de su relajación? Pues podemos decir que su confianza en otras autoridades, la impunidad que impera en la entidad en materia de justicia, un buen cuerpo de abogados; amigos, actores que pueden intervenir por él… en fin, varios factores pudieron ser los que le otorgaron una visible tranquilidad esa noche al exmandatario.

Por otro lado, el mismo fin de semana pasado, Mario Anguiano asistió a una cancha de la colonia Revolución a realizar actividades de limpieza y remozamiento, pero no lo hizo solo, sino que estuvo bien acompañado por representantes del Partido Verde en el estado, lo cual obviamente manda un mensaje entre líneas. Compartiendo la brocha y la pintura, Virgilio Mendoza Amezcua, Gabriela Benavides Cobos y Cristhyan Sánchez Cosío, andaban hacendosos a la par, pero detrás de esta acción queda claro que MAM quería demostrar públicamente “cuál era su gallo” para este 2021, aunque este movimiento no es muy afortunado para el dirigente del PVEM, pues en este caso unirlo al equipo puede hundirlo en la aspiración a la gubernatura. ¿Por qué? Pues con un dicho podemos resumirlo: “dime con quién andas y te diré quién eres”, y ahí tienen la respuesta.

Ahora, analizando el contexto político electoral que hasta el momento se presenta, podemos entender que la elección para apoyar a un posible candidato de MAM es hasta cierto punto acertada, pues sigue la incertidumbre de quién encabezará la alianza tripartita PT-Morena-PVEM, pero si Mendoza Amezcua es el afortunado, tiene serias posibilidades de triunfar. Lamentablemente el error surge al hacer mediático el acompañamiento, al tomarse la foto, porque si bien robustece la estructura de un posible equipo de campaña a nivel político, a nivel social le resta, lo ensucia. A mí parecer fue un buen movimiento mal ejecutado.

Para hacer más lamentable el transitar del priista en estos días, y tras la presión mediática y social, Mario optó por llamar a los medios de comunicación antier y con ello, aclarar su situación frente a la pena fijada por el tribunal. Primeramente, la acción per se no es errónea, ya que demuestra interés por dar su postura sobre el caso y dar la cara ante las acusaciones que le adjudican. Hasta la fecha, no sería prudente decir que sí fue el responsable del desvío de los recursos, pues aunque un juez haya fallado en su contra, los argumentos de Anguiano suenan razonables y dan pie a cuestionar la decisión, y lo digo desde una posición neutral.

Sin embargo, al salir frente a las cámaras, el speech que le hicieron o que él construyó fue totalmente desacertado, pues solo los ingenuos pudieron haberle comprado el cuento. Insisto, sin culparlo o absolverlo, sus palabras y actuar en Los Naranjos, no fueron las idóneas, ya que pareciera tener una burda intención de limpiarse poniéndose en el plan de mártir al acusar a Ignacio Peralta de ser un perseguidor político. No sé quién lo asesora, pero la estrategia fue terrible; lo indicado era aprovechar el espacio y los reflectores para mostrar los motivos por los que aduce que su caso no fue bien dictaminado, mostrar pruebas de sus dichos, defenderse, no hacerse la víctima. Fue contraproducente y eso es notable.

Lo peor es que la movida no paró ahí, sino que convocó a la ciudadanía a que lo acompañara a una marcha para “entregarse” a la Fiscalía General del Estado, pues menciona que no tiene el patrimonio ni el dinero suficiente para reintegrar 515 millones de pesos a las arcas estatales. Esto, aparte de ser absurdo, tiene dos objetivos; el primero es hacer -lo más posible- mediático su caso, y el segundo, es mostrar su entera disposición de rendir cuentas a la justicia, pero sin arriesgarse. Claro, porque no existe orden de aprehensión en su contra ni pueden meterlo a la cárcel por el momento, pues la pena es clara y nada de eso procede. Las formas en las que MAM maneja este asunto son grotescas, pero con una intencionalidad interesante; no dejará que le ensucien el nombre más de lo debido, quiere retener un poco de dignidad, pero también pretende hacer público este desorden en aras de poner los ojos sobre los que no están actuando correctamente con él y en otros casos.

Esto no acabará pronto, seguro es que veremos más movimientos respecto al futuro de Mario, pero lo único deseable es que, aunque haya hecho mal las cosas o no, se investigue a fondo y se apliquen los criterios que el derecho demanda, para que con ello la resolución sea la adecuada y no sea parte de un revanchismo político, ni que sea una amenaza a la impartición de justicia, sea a quien sea.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios