Opinión

COLUMNA: La psicoterapia hoy

Por Ruth Holtz*

La psicoterapia hoy es un espacio privado para conocerse a sí mismo con ayuda de un profesional capacitado para facilitar ese proceso desde la perspectiva psicológica. Estamos en un tiempo en el que las personas están más interesadas en mejorar, crecer, conocerse para poder desenvolverse adecuadamente y enfrentar sus problemas de carácter y no sólo su salud mental y estados mórbidos de su estado de ánimo.

La psicoterapia hoy es un espacio de crecimiento, es un lugar para pensar y dejarse sentir. Es donde las personas pueden ser escuchadas y comprendidas en los momentos más difíciles de su vida o que vienen cargando dolores del pasado que han producido heridas que siguen produciendo un efecto negativo en la forma en que desenvuelven su forma de ser.

La psicoterapia no es solamente atención psicológica para personas con problemas mentales, trastornos del estado de ánimo. Aunque seguimos teniendo la capacidad de poder diagnosticar y atender ciertos casos de problemas mentales, pero no es solamente para gente muy trastornada, débil o enferma mental. Cualquiera puede encontrar en la psicoterapia una forma de crecer, de adquirir el valor para enfrentar con honestidad nuestras debilidades y mejorar nuestro carácter.

Algunas veces, los problemas que manifiestan las personas en el desenvolvimiento de su vida no son por traumas o una vida infantil difícil y llena de sufrimiento. Quienes han tenido la fortuna de vivir una vida estable y cierta unión familiar pueden, aun así, presentar problemas emocionales de diversa índole. Es cierto que las personas no somos perfectas, que seguramente no todo fue tan bueno como cada quien en exclusiva desearía, pero pueden estar sufriendo, teniendo conflictos o presentando depresión o falta de motivación para vivir. Todos tenemos una infancia, difícil o no nos marcó un patrón de comportamiento, nos legó creencias y maneras de manejar nuestras emociones, nuestras decisiones y hasta nuestras reacciones. Por eso una parte de la psicoterapia es recontar nuestra historia. Pero también todos de algún modo necesitamos aprender a manejar mejor nuestro carácter, a modificar lo que se torció por motivos de dolor o por nuestra actitud y temperamento, es decir por esas cualidades únicas que nos definen como únicos y que quizá en cierta área sean innatas o genéticamente heredadas. Aún en estos casos podemos ser flexibles y conducirnos de una manera más acorde con nuestros intereses y necesidades, así como en armonía con quienes nos rodean y tenemos que concordar para amarnos e integrarnos de manera enriquecedora para todos.

La psicoterapia que nosotros ofrecemos es resultado de una fusión de diversos enfoques: terapia psicocorporal, psicoanálisis, terapia gestalt, bioenergética, trabajo con afirmaciones, y en algunos casos, cuando la persona comparta las mismas convicciones religiosas, con el rudo tratamiento con orientación cristiana.

El desenvolvimiento de cada sesión se basa en el enfoque de “psicoterapia a la medida” del consultante, trabajando con el problema que lo hizo acudir al tratamiento, pero procurando indagar sus raíces en el pasado, en sus relaciones más significativas y explorando su historia infantil, incluyendo la relación prototípica de sus padres. Y reiterando la libertad de la que todos nos debemos de hacer responsables, de cambiar lo que produce dolor, lo que encierra un asunto pendiente y/o resentimientos.

* Teléfonos: 312 330 72 54 / 312 154 19 40

Correo: biopsico@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba