COLUMNA: Marcaje Personal

Por Ismael González

¿Qué pasa con el campeón?

Después del ansiado título obtenido por los Rayados de Monterrey a finales de diciembre ante las Águilas del América, todos pensaríamos que el campeonato serviría de motivación para los dirigidos por Antonio Mohamed y seguirían desplegando el buen futbol que maravilló a México cuando se enfrentaron ante el Liverpool, pero el inicio de torneo no ha sido así.

Los de la Sultana del Norte son el último lugar de la tabla general de la Liga MX, no han ganado en el torneo, llevan tres empates y tres derrotas para dejar un total de tres puntos obtenidos de 18 posibles.

Además, son la segunda peor defensa de la liga hasta la jornada seis, con 11 goles permitidos y siete anotados, lo que genera una diferencia de -4. Que el campeón sufra de campeonitis es algo común en el futbol mexicano, pero una plantilla con tanta inversión como la de Rayados no puede permitir verse en el último lugar de la tabla después de seis jornadas.

Si hacemos un diagnóstico del paciente, son varios los dolores que viene acarreando el enfermo, uno de ellos puede ser el cansancio, y es que el último mes fue caótico para el Monterrey. Jugaron toda la liguilla, se tuvo que posponer la final para que el equipo viajara a Qatar, a disputar el Mundial de Clubes y regresaron a jugar la final.

Aunque descansaron en la fecha uno, la carga de trabajo a la que han estado sometidos los futbolistas de Rayados, sumando la presión de los partidos, puede ser una causa para que este equipo en cuanto a plantel se refiere, no quiera arrancar.

Otro es la relajación natural, que no debería, pero que es común, y es que se les había negado tanto el título, que sería entendible si alguno que otro futbolista no tuviera la misma motivación que el torneo pasado. De ser así, ahí es una responsabilidad total del Turco Mohamed, el volver a motivar a sus futbolistas para que vuelvan a competir al más alto nivel.

Nadie de la directiva ni del cuerpo técnico de Rayados ha de estar contento con esta situación, pero tienen total confianza en Mohamed, al final de cuentas, él fue quien los rescató del precipicio al que se estaban yendo y terminó por tomar las riendas del barco y llevarlo a buen puerto.

Los mismos jugadores lo reconocieron, con la llegada del Turco les regresó la alegría y el buen ambiente en el vestidor. Mohamed no solo es buen estratega, sabe cómo llevarle y motivar a sus jugadores, por eso sorprende tanto que Rayados sea el colero general.

Aunque al final, en el torneo mexicano no importa cómo empieces, solo importa cómo terminas y estoy seguro que Monterrey terminará por salir de este bache y peleará por el título.

Twitter: @ismagonzalezMX

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios