COLUMNA: …Nosotros

El Universo, el tiempo y los seres inertes y vivos

Por J. Ángel Ramírez López

  • La pléyade de científicos
  • ¿Nos comparamos con plantas y animales?

Cuando el doctor en Pedagogía Gabriel de la Mora trata sobre el Universo, en su libro Taller de Filosofía (p.9) dice que los griegos lo llamaron to holon, el todo, y los romanos designaron universus, el que es vuelto en uno solo, que también se designa mundo (limpio), porque todo en él es puro ecológicamente, menos el hombre, productor de basura.

Y esa basura no sólo son desechos materiales, sino la hipocresía, mentira, vicios, odio, pasiones y sexo desbordado. También es cosmos (orden), porque todos los seres ocupan el lugar que les corresponde, menos la sociedad, productora de armamentos en continuas guerras. La paz es la tranquilidad en el orden, pero los humanos somos desordenados.

Por desordenados no tenemos paz en nuestra mente, menos en la familia. Para esta reflexión me apoyo en el doctor en Física, Luis F. Rodríguez: Un Universo en Expansión; en la doctora en Física, Deborah Dultzin: Cuásares, en los Confines del Universo; el doctor en Física, Shaen Haycyn: Los hoyos Negros y la Curvatura del Espacio-Tiempo.

También en los doctores Julieta Fierro y Miguel A. Moreno, libro La Familia del Sol: el doctor en Física, Stephen Wayking, libro La Historia del Tiempo, entre otros, para señalar que desde su punto de vista todo comenzó hace 13 mil 800 millones de años en que los gases concentrados en “la nada” se fusionaron hasta generar la gran explosión (big bang).

Así se crearon las galaxias y la energía oscura, que se siguen expandiendo, hasta disolverse cuando se les agote el combustible, contrario a lo que se suponía, de que en su momento vendría la gran contracción, es decir, todo en cámara de video a la inversa. Surgió así el macrocosmos, que son galaxias, gases como metano, nitrógeno, hidrógeno, etc.

El big bang creo la materia, que se expande al cabo del tiempo y creando el espacio: materia, espacio-tiempo, dice la lógica matemática. Cada galaxia está formada por miles de millones de estrellas, y en el universo hay miles de millones de galaxias. No ocurrirá lo que dice la Biblia (Génesis), de que Dios hizo al hombre para dominar “toda” la naturaleza.

Una estrella tiene un promedio de vida de 10 mil millones de años, por lo que cuando niñas son de color azul, que es lo más intenso de su luz y calor, a la mitad de su vida son amarillas y cuando mueren se convierten en rojas, lo que quiere decir que una vez que se extinguen producen gases o elementos secundarios, como calcio, carbono, oxígeno, fósforo.

Estos elementos son los que constituyen la vida de quienes habitamos la tierra y los que podrían existir en otros partes del mundo, porque entonces ¡qué desperdicio!, y como dice el doctor en Física, Luis F., Rodríguez, de que la tierra es un planeta común, que no tiene nada en especial, y que nuestra constitución en el cosmos pudo ocurrir en otros sitios.

Por lo que, desde este punto, no estamos solos en el Universo, pero probar que hay extraterrestres, ovnis o seres interestelares o que existen los milagros, es otra cosa, que sólo sirven para los engatusadores. De aquel macrocosmos surgen los seres en el microcosmos, como los planetas, cometas, satélites, aerolitos anillos y los seres inertes y vivos.

De los seres vivos hay dos tipos: los que tienen cuatro funciones, nacer, crecer, reproducirse y morir (más del 85 por ciento de la gente), y los que tenemos una misión como seres racionales, transformar la naturaleza, servir a nuestros semejantes, dejar huella y morir en paz; sólo quien es útil y sirve a los demás tiene valor agregado, esto es, morir en paz.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios