COLUMNA: …Nosotros

De la Lengua Latina, al Castellano y al Español

Por J. Ángel Ramírez López

  • Habla española, unas 140 mil palabras
  • Nosotros no hablamos castellano

En la columna anterior dije que en mi caminar como docente bachiller tuve la oportunidad de hacer míos algunos libros, de los que tomé como de cabecera Etimologías Latinas del Español, Edit. Esfinge, Méx. 1998, de Agustín Mateos, Manual preferido de Seminarios y Conventos por su profundidad y claridad, y también en mi Escuela de Letras.

El latín se dividió en culto y vulgar; el culto o clásico era hablado por reyes, nobles, clero, literatos, imperio, en tanto el latín vulgar, por el vulgo, el pueblo, los plebeyos, los esclavos. Algunas palabras del latín vulgar son alauda (alondra), parábola (palabra), spatha (espada), comparare (comprar), villa (con ele: casa de campo), orbus (ciego).

El Imperio Romano, en su florecimiento militar conquistó primeramente un pueblo sin nombre, al que ellos llamaron Rumania (sin acento), conjunto de pueblos, los cuales aportaron las siguientes palabras al latín vulgar (el latín culto desapareció y quedó como lengua muerta). Battalia (pugna), caballus (se pronuncia con ele: equinos), camius (vía).

También testa-caput (cabeza), formosus-pulcher (se pronuncia sólo la c: bello), etc. En su larga conquista el Imperio Romano colonizó toda Europa Central, hasta Constantinopla (oriente), diversificando 10 lenguas romances o neolatinas: gallego-portugués, rético, dálmata, sardo, catalán, rumano, italiano, latín, español, provenzal, con sus modalidades.

En esta diversificación, los españoles, como parte del Imperio Romano, castellanizaron y españolizaron su habla, es decir, la hicieron de Castilla, reino español, por lo que los conquistadores hablaron castellano, no los conquistados, que éramos nosotros y hablamos el español o neolatín, pero para pasar al castellano o español debieron pasar100 años.

Hablamos del siglo VII d.C. al XVII d. C., en que el español se diferencia del latín vulgar, se dan las primeras manifestaciones literarias (VII, con Glosas de Silas y de San Millán), es la iniciación literaria (Mío Cid, 1140), la época preclásica (Juan Ruiz Arcipreste, XIV y XV), a clásica y barroca (XVI-XVII), Fray Luis de León, Miguel de Cervantes.

Así, el español se extendió a México, Centro América, Sudamérica, (menos Brasil), norte de África, Puerto Rico, Filipinas, etc.; el portugués, a Brasil, Islas Azores, Madeira y Timor (oeste de África), y el francés, Canadá, Argelia, Túnez, Marruecos, Senegal, Nigeria, Vietnam (África y Asia), etc., son las tres lenguas romances más habladas en el mundo.

Actualmente, con tecnicismos y palabras de la lengua universal hay unas 140 mil en español, de las cuales un 25 por ciento no son latinas (75 por ciento lo son), las principales son griegas (unas 5 mil): biblioteca, escena, comedia, drama, coro, gramática, retórica, filosofía, idea, melodía, metáfora, museo, etc.; las germanas (unas 3 mil): ataviar, ganso.

Además, tapa, tregua, Adolfo, Alfonso, Elvira, Enrique, Federico, Gonzalo, Rodrigo, Ramiro. Árabes (unas 10 mil): aceituna, alacena, alacrán, albañil, alberca, alcohol, cero, elíxir, naranja, jinete, recua, sandía, zanahoria, Guadalajara, Benavides, Cid, etc.; hebreas (unas 5 mil), Abel, Adán, Abraham, Benjamín, David, Gabriel, José, Jesús María, Manuel.

También, amén, sábado, serafín, etc. Y nativas (unas 20 mil), como las Antillas (unas 2 mil), caníbal, canoa, guayaba, colibrí, papaya, maíz, tabaco, tiburón, de Sudamérica (unas 2 mil): cancha, cóndor, loro, papa, puma, y mexicanas (unas 6 mil): aguacate, cacahuate, cacao, camote, chocolate, hule, jícara, nopal, tomate, y de la lengua universal (el resto).

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios