Opinión

COLUMNA: …Nosotros

Grecia, Filosofía de la naturaleza para bachilleres

Por J. Ángel Ramírez López

  • La edad del raciocinio
  • Los presocráticos, sofistas y filósofos

Se iniciaba Filosofía en bachillerato como lo hacía Platón en Grecia en La Academia y Aristóteles en El Liceo, y en mi antigua Escuela de Letras y Comunicación el doctor Gabriel de la Mora, primero mirando al cosmos, al pasado, para ubicarnos en el presente y futuro. Empezamos por el cosmos, las galaxias, los soles, nuestro sistema solar, la tierra, la vida.

Así, los gases se concentraron en un punto hasta explotar en big bang hace 13 mil 700 millones de años, generando la materia (galaxias, energía y materia oscura, soles, cuásares) Esa materia fue expulsada (movimiento) por la fuerza, creando el tiempo y ampliando el cosmos. Se pensó que vendría la gran contracción (olvidaron la energía oscura).

Es que, si la luz del sol nos llega 8 minutos después, quiere decir que las distantes galaxias que hoy nos envían su luz ya no existirán. Pero “lo hacía”, porque las nuevas Secuencias Didácticas de Filosofía no me dejaron continuar, pues ahora debo trabajar sin razonamiento, crítica ni reflexión, sino como la SEP quiere, llena de autores, sin saborear la existencia.

Los alumnos del sexto semestre ya tienen desarrollada la conciencia, la razón, lo que ocurre aproximadamente a los 16 años, algunos antes u otros después, pero han superado la memorización de primaria y secundaria y entran al análisis, a la reflexión e interpretación. Pues luego del universo, entremos a la corriente presocrática, es decir, antes de Sócrates.

Estos pensadores buscaban el principio de todo. Para Tales de Mileto, era el agua; Demócrito, el átomo; Anaxímenes, el aire; Anaximandro, lo indeterminado, los que más impactan son Pitágoras, sobre el número y Heráclito, el movimiento. Para Pitágoras el número es perfección: el par es femenino, el impar, masculino; el 4, la justicia, entre otros.

Me encanta la filosofía de Heráclito, cuando dice que todo cambia, nada está quieto, todo está en movimiento, y lo manifiesta diciendo “Nadie se baña dos veces en el mismo río”, es decir, 500 años antes de Cristo ya insinuaba que el cosmos se mueve, porque es materia, y donde hay materia, hay movimiento, y donde hay movimiento, existe el tiempo.

Luego entramos a los sofistas, que en principio fueron considerados filósofos, pero por tres problemas se corrompieron, como jugar con la verdad, ser arrogantes y cobrar por enseñar (trajes a la medida). Así, Hipias, Protágoras, Calicles y Gorgias perdieron seriedad y personalidad, que Sócrates se encargó de perseguir y atacar por ser meros vividores

Pero resaltan sus tesis: Hipias, la belleza física; Protágoras, “El hombre es la medida de todas las cosas” (relativismo), Calicles, “La ley es del más fuerte” (la ley de la selva), y Gorgias, “Nada existe, si algo existiera no lo podríamos conocer, si lo conociéramos, no lo podríamos explicar; nada existe” (retórica). Y en la clase, el ejemplo de políticos-sofistas.

Y luego los grandes de Grecia, Sócrates, Platón y Aristóteles. 500 años a. C. se desarrolló la razón. Para Sócrates la esencia del hombre está en su alma y en la utilidad (virtudes), y su cuerpo es mero instrumento, y dice: “Conócete a ti mismo”, frase copiada del Oráculo de Delfos. “Sólo sé que no sé nada”, una crítica a sofistas, por arrogantes.

“Más vale sufrir una injusticia, que cometerla”, prefería morir que fugarse de la cárcel, condenado, como venganza de los sofistas, dizque por corromper a los jóvenes. Platón: “El cuerpo es la cárcel del alma”, habla de ideas innatas y reencarnación. Aristóteles: “Todo lo que está en la inteligencia ha pasado por los sentidos”, (padre de la psicología clásica).

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Botón volver arriba