COLUMNA: Ojo de Mar

Memes VS cartón político

Por Adalberto Carvajal

Para fines prácticos el meme funciona como las tradicionales caricaturas de los periódicos, pero con una característica que resulta más bien un defecto: casi siempre el autor permanece en el anonimato.

Esto es un problema para el cobro de regalías o simplemente para establecer la propiedad intelectual y conceder el crédito, porque ahora resulta que no son de nadie los ingeniosos dibujos, collages y edición de viejos materiales. Todo el mundo se los apropia al reenviarlos.

Llevan firma en cambio el cartón político, la tira cómica, la caricatura… Aunque no son pocos los moneros -como se ha dado en llamar en México a los viñetistas de la prensa- que incursionan en internet, no sólo a través de las ediciones digitales de los medios impresos donde ya colaboraban sino en sus propias redes sociales, con dibujos especialmente pensados para esa plataforma.

El verdadero editorial

“Los ‘memes’ le quitan la ‘chamba’ a los cartonistas políticos, por ello se debe trabajar más, ser más ingenioso y divertido”, cita Iván Santiago Marcelo a José Trinidad Camacho Orozco, mejor conocido como Trino, en la entrevista que le hizo para Notimex: “La caricatura no debe morir: Trino”.

El historietista tapatío considera que la caricatura no debe morir porque, en estos tiempos, es lo que mantiene la crítica real respecto a lo que pensamos los mexicanos de cualquier noticia.

“Es mejor que una editorial en muchos sentidos. La editorial tiene su valor cuando el editorialista hacen puntos específicos sobre ciertas cosas, pero a veces una sola imagen de (Rogelio) Naranjo, de (Eduardo del Río) Rius o del mismo (Paco) Calderón puede ser devastadora, no importa del lado que estés. El humor está en la izquierda, en derecha, en centro, arriba, abajo, en todo lados”, afirma.

Vigente en la inmediatez

Luego de participar en la presentación de la historieta más grande del mundo que elaboró para una empresa, el monero expresa que con el uso intensivo que hacen los usuarios de las redes sociales los caricaturistas tienen que mantenerse vigentes.

“Yo también publico en Twitter y en Instagram, porque de alguna forma tienes que estar vigente en eso. Creo que (la caricatura) no debe morir, porque es una parte fundamental en un periódico, donde las noticias pueden ser tremendas y de repente la caricatura hace una crítica mordaz o de repente puede ser el oasis dentro de estas noticias nefastas, de tantas cosas que pueden pasar en el país y en el mundo entero”, comenta.

Según Trino, mantenerse vigente como caricaturista implica ser crítico con todo lo que hay alrededor, con el mismo gobierno, con la misma sociedad, con los otros países y con las personas que tienen una visión negativa y violenta de las cosas.

“Tienes que estar al día de todos los cambios y estar al día para que a los chicos les siga interesando una tira cómica, en estos tiempos mediáticos de Twitter y Facebook… No debes de quedarte únicamente en el papel, sino trascender y hacerlo diferente: hacer animaciones, películas de animación, series. Estamos dentro de una revolución donde no sabemos que seguirá con el periódico y con la información”, señala.

El meme es inmediato

Ganador del Premio Nacional de Periodismo en cartón político (2000) y del Premio Nacional de Comunicación José Pagés Llergo (2006), Trino expresa que lo que hace todos los días es humor… y con que él se divierta y a la gente le parezca divertido su trabajo, “con eso tengo”.

Sin embargo, reconoce que todos los días despierta con un gran reto: encontrar una salida a las cosas cotidianas, que pueden ser las más simples. “Todos los días tengo un reto… a veces no tienes el mismo sentido del humor, pero hay que hacerlo todos los días, es como hacer ejercicio”, refiere.

Trino también ha dedicado parte de su trabajo a la ilustración de textos infantiles con el Fondo de Cultura Económica y otras editoriales. Pero su trabajo periodístico es abundante, llega a publicar varias tiras y viñetas al día.

Señala que no sabe si un cartón puede cambiar la percepción que tiene una persona sobre una situación, pero le hace feliz que recuerden algunos de los personajes que ha realizado y que son entrañables, entre ellos El Santos y la Tetona Mendoza que concibió junto a su amigo Jis.

Sobre los “memes”, considera que le quitan la “chamba” a los cartonistas políticos, pues tienen el valor de la inmediatez y, en ese sentido, se debe trabajar más, hacer un cartón más ingenioso y divertido para mantener ese nivel.

“El meme es inmediato, la inmediatez es su valor, pero no perdura como puede perdurar un cartón. Hay cartones que tenemos en la memoria: de (Joaquín Salvador Lavado) Quino, de Rius, y que eso no se nos van a olvidar. Nosotros tenemos la inteligencia de desmenuzar esas noticias y volverlo de otra manera, y teniendo personajes que puedes manejar, lo metes en tu mundo que la gente ya entiende y al final todos podemos subsistir”, indicó.

A las nuevas generaciones, Trino les deja un mensaje: “Yo lo que les digo a las nuevas generaciones es que sean selectivos con lo que les gusta y si tiene estas ganas de hacer humor con monos y caricatura, utilicen las redes sociales para difundirlo, porque ahora es más difícil; nadie te va a comprar una revista. Pero estamos luchando todos los caricaturistas para mantenernos vigentes”.

El gen egoísta

Según Dassaev García Huerta, “los memes de internet pueden definirse como un medio que transmite un suceso, material o idea -que pueden tener la forma de una imagen, video, música, frase o broma- que es seleccionada, modificada y transmitida de persona a persona” en la red.

“Gracias a la capacidad de internet de transmitir información de forma casi instantánea y precisa, estos memes pueden difundirse masivamente, principalmente por páginas de redes sociales y para compartir archivos como Facebook, 9gag, Tumblr, Youtube, etcétera”

Entre los usuarios de internet, explica el investigador de la Universidad de Guadalajara en el artículo “Las imágenes macro y los memes de internet: posibilidades de estudio desde las teorías de la comunicación”, publicado en Paakat, revista de tecnología y sociedad, meme es “un término popular para describir el rápido consumo y propagación de una idea particular presentada como un texto escrito, imagen, lenguaje ‘movimiento’ o alguna otra unidad de ‘cosa’ cultural”.

Wikipedia nos recuerda que el concepto alude a la idea de Richard Dawkins, zoólogo y científico, que en su libro El gen egoísta (1976) expuso la hipótesis memética de la transmisión cultural. Dawkins nombra “meme” a la unidad mínima de información cultural que se puede transmitir. Según el autor, los memes conforman la base mental de nuestra cultura, como los genes conforman la primera base de nuestra vida.

“Que dice mi mamá que…”

Michel Knobel y Collin Lankshear sugirieron en Online memes, affinities, and cultural production (2007) que la mayoría de los memes no son replicados de manera intacta, sino que pasan por diferentes procesos de reinterpretación y modificación, lo que permite obtener diferentes versiones de un mismo meme, respetando la idea original, lo que a su vez posibilita su propagación masiva.

El medio ideal para la propagación de los memes ha sido la supercarretera de la información. En internet los memes pueden mantenerse inmutables o evolucionar en el tiempo, bien al azar o bien por imitación, parodia o por el añadido de nuevos contenidos. Los memes normalmente surgen como una forma de interacción social, como referencias culturales o como una forma de describir situaciones de la vida real de las personas, resume Wikipedia.

Quizá por eso hoy ya no reconocemos la realidad a través de las expresiones de Gastón Billetes y el Carro Matías, de Abel Quezada; de Don Perpetuo del Rosal y Calzonzin, de Rius; o de la familia Burrón de Gabriel Vargas, sino por los subtítulos del Negro de WhatsApp y los parlamentos de la niña “Que dice mi mamá…”

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios