COLUMNA: Ojo de mar

No por mucho madrugar…

Por Adalberto Carvajal

En las mañaneras, se queja Ernesto Ledesma, director de Rompeviento TV, a muchos reporteros los dejan hasta el último pese a tener su acreditación y sin importar a qué hora llegaron para formarse en la fila. No vale de nada madrugar, protesta. ¿Cuáles son los criterios para el ingreso de los periodistas a la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional?

“Siempre hemos sido muy abiertos y dejamos entrar a todos los que están acreditados –responde Jesús Ramírez, coordinador general de Comunicación Social y vocero de la Presidencia de la República –. Pero en tiempos de pandemia, por las medidas de sana distancia tuvimos que reducir el número de personas en el salón Tesorería. No puede haber más de 50.

“Saca la cuenta: los camarógrafos y el staff son un número fijo, pero el problema es que dependiendo de los temas de coyuntura a veces el Presidente comunica solo y, en ocasiones, está acompañado de uno o dos secretarios. Hay mañanas que están presentes hasta seis funcionarios. Y según el número de invitados se permite la entrada de reporteros a las conferencia hasta completar 50 personas.

 

Equilibrio de tipos

“No es arbitrario el ingreso, es más bien circunstancial. Intentamos darles el espacio a los periodistas independientes, medios digitales o hasta youtubers que llegan. No hay criterios discrecionales, la idea es mantener un equilibrio.

“De las muchas formas de regular el espacio, permitir que entren conforme van llegando también es muy desigual. Hay quienes viven cerca o cuentan con ayuda extraordinaria (un chofer o un ayudante). Y no puedes marginar a los que viven lejos o a los que son periodistas profesionales pero tienen que usar transporte público.

“Buscamos un equilibrio entre los diferentes tipos de medios que entran. Uno de cada nicho: televisión, prensa escrita, medios digitales y radio. Que se vayan intercalando para lograr un equilibrio entre los tipos de medios, sin determinar cuál medio es. Dejarlos entrar en función de esa tipología conforme van llegando, no es la manera más justa pero es la más equilibrada que hemos encontrado.

“Otra fórmula que llegamos a usar es la lista diaria, pero también generó un desajuste. Por ejemplo, si una televisora que transmite toda la semana no puede entrar un determinado día, eso irá en detrimento de la cobertura.

“En adelante pondremos más atención sobre todo a los medios independientes. Ya lo pidieron varios colectivos, como los Periodistas de a Pie, Pie de Página y los periodistas que vienen de los estados. Como no estaban considerados en esta distribución, parecía que se les dejaba al final”.

¿Cuántos medios entran de televisión, cuántos de radio, cuántos de multimedia y cuántos de medios impresos?, pregunta Ernesto Ledesma.

“Es proporcional, el número absoluto se divide en los cuatro rubros fundamentales”, responde Jesús Ramírez.

Pero si no es discrecional, ¿por qué al reportero de Rompeviento TV lo detienen y pasan todos los que están atrás?, insiste el entrevistador.

“Debe ser un tema de acreditación, que no esté registrado el reportero de Rompeviento TV”, explica el vocero.

Pero Ledesma reitera que a él personalmente lo han marginado, no obstante tener credencial en mano.

 

Aprender a deliberar

Finalmente, Jesús Ramírez señala que “es importante abordar una cuestión que está en el ambiente” respecto a la crítica y el debate del Presidente y el gobierno con los medios de comunicación:

“No estamos acostumbrados en nuestro país a un debate democrático. Todos tenemos que aprender (los gobernantes, los actores políticos, la sociedad y los medios) a tener una libre deliberación. Y ojalá aprendamos a hacerlo también en las redes sociales. Porque la falsa polarización, las campañas de odio basadas en una distinción entre blanco negro, no está ayudando.

“En ese sentido, rescato la mañanera como espacio de información. Por primera vez se transparenta la acción pública, se responde en tiempo real y sin agenda previa a las preguntas de la prensa, de los periodistas. Si no son de la mejor manera expresadas, ya que hay gente que no tiene experiencia y no articula bien sus preguntas, es parte del aprendizaje social que estamos viviendo.

“Lo que debemos rescatar de esta apertura única en la historia del país, es que por primera vez tenemos a un gobierno, a un presidente, que todos los días se expone al responder y al deliberar.

“También eso tiene riesgos, pero debemos ver sobre todo las virtudes. Hay un aprendizaje social y popular respecto a la vida pública. Antes no se entendía por qué se tomaban las decisiones, no se ponían en perspectiva las opciones ni se cuestionaban.

“Hasta este asunto de ‘yo tengo otros datos’ ya es sentido común, lo usan hasta los comunicadores cuando dicen: ‘Yo también tengo otros datos, señor Presidente’.

“Es un ejercicio democrático y es derecho del gobierno responder a los ataques o a las falsas informaciones, a las fake news deliberadas o a las interpretaciones sesgadas. Se ejerce el derecho a la deliberación porque también es de interés público precisar los asuntos”.

 

Transparentar los medios

“Cuando el Presidente señala a algunas personas o algunos medios, se toma como estigmatización –apunta Jesús Ramírez–. Yo pienso que es parte de la vida democrática. La transparencia no es solamente para el gobierno, debe ser para toda la sociedad. Y hay que transparentar los intereses que representan los diversos puntos de vista.

“Porque también el ejercicio periodístico tiene sus bemoles. Tenemos empresas que tienen intereses y utilizan los medios para defender esos intereses. Y la opinión pública en ciertos momentos no parece estar muy conciente de este proceso.

“Los medios de comunicación también tienen otros negocios, forman parte de conglomerados económicos que tienen inversiones en otros sectores. Y cuando una política pública los afecta, el tema aparece en sus primeras planas o en sus principales espacios noticiosos.

“La gente no sabe que hay periódicos asociados a las farmacéuticas o medios de comunicación en sociedad con las mineras, las petroleras u otras empresas del sector energético. Y, entonces, cuando expresan una crítica, el señalamiento tiene otras lecturas. Transparentar eso también es parte de la democracia”.

 

Reporteros o gestores

Ledesma retoma la crítica a la mañanera porque un estudio reveló que son pocos periodistas a los que selecciona el presidente de la república, a los que más les dan la palabra para hacer las preguntas: cinco o seis periodistas tienen más del 50 por ciento de las intervenciones, mientras a otros nunca se les da la oportunidad. Reyna Haydee Ramírez, de Pie de Página, ¡ha tenido que esperar un mes para volver a preguntar!

El caso de Reyna, comenta Ramírez, se explica por la sobrerrepresentación regional. De Sonora llegan a veces cinco periodistas a la conferencia: “Ella ha tenido bastantes participaciones y además muy afortunadas, tal vez se tardó un mes en volver a preguntar pero no está mal para la cantidad de preguntas que ha hecho, de temas que ha colocado, incluso hasta para la atención de las demandas del pueblo guarijío.

“También eso es importante. No se trata de caer en la gestión porque a veces hay esa tentación en los reporteros, pero a través de la mañanera se han hecho denuncias, se han iniciado procesos de investigación y se han resuelto problemas sociales gracias a la franqueza con la que se tratan las cosas.

“Buscamos un mayor equilibrio, pero siempre hay cinco o seis periodistas críticos enfrente del Presidente. Lo mismo gente que está a favor pero no es de un solo lado (y que de ninguna manera, contra lo que dicen en las redes, son periodistas o youtubers corifeos) como de los que son críticos.

“Siempre habrá una crítica de Reforma, una reportera de radio que cuestione, un periodista que esté poniendo los puntos sobre las íes y eso es parte de la deliberación”, resume Jesús Ramírez.

En efecto, reconoce Ledesma, plantear los temas en la mañanera le da un reflector importante a la problemática. El Presidente le da atención a los asuntos y comúnmente gira instrucciones para que se resuelva. Pero a veces no avanzan las soluciones, como se ha visto en Aldama, Chiapas, donde sigue habiendo disparos, denuncia el director de Rompeviento TV que ese día transmitió desde San Cristóbal de las Casas.

 

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com.

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios