El Comentario - Universidad de Colima

COLUMNA: Ojo de Mar

Por Adalberto Carvajal

La derecha sabe venderse

“¿Por qué, mientras la derecha se recicla fácilmente, a la izquierda le cuesta tanto trabajo renovarse?”, pregunta Rafael Barajas El Fisgón.

Para Juan Carlos Monedero, su invitado y el de (José) Hernández en la emisión del 19 de diciembre de 2021 de El Chamuco TV, esto tal vez se deba a que: “A la izquierda le separan los ideales y, a la derecha, le unen los intereses. Los sectores de la derecha tienen claro que son estructuras de poder cuya función es mantener el statu quo”.

Monedero, uno de los fundadores del partido de izquierda Podemos que actualmente cogobierna con el PSOE en España, comenta:

“El discurso de la derecha lo expresó muy bien Hindenburg la noche que nombró canciller a Hitler”. No lo designó porque el Partido Nacional Socialista ganase las elecciones, sino porque el moribundo presidente de Alemania utilizó un artículo de la república de Weimar para sortear al parlamento.

“Hitler acabará con la oposición para poder ganar las elecciones en un contexto de nula democracia, pero la verdadera razón por la que lo pusieron en la Cancillería quedó en claro la noche que el Führer se reunió con los mismos empresarios que autorizaron su nombramiento. Con ellos llegó a varios acuerdos: el primero fue que, desde el Estado, se financiaría a las grandes empresas alemanas.

“Hoy ocurre algo similar, la derecha puede decir una cosa y la contraria. Lo estamos viendo en España donde lo mismo le reclaman al gobierno estar gastando el dinero de los españoles en inmigrantes que, cuando aprobamos un salario mínimo vital, estar fomentando a los parásitos. Lo único que les interesa es hacer ruido para, en ese polarizar, en ese ensordecedor eco, decir que como todo es igual ellos son la única alternativa. Desde luego, es una mentira porque la alternativa no puede ser más de lo mismo.

“Debemos averiguar qué está pasando con los lectores de los periódicos de la derecha, ¿por qué permiten que les mientan? Una posible respuesta es que compran esos periódicos basura que les dicen mentiras porque reafirman lo que ellos quieren escuchar. Vivimos una suerte de sociedades de nichos, hemos roto esa conversación conjunta que teníamos en las sociedades que no estaban polarizadas. En esa polarización, si al final todo se descalifica, los reaccionarios van a aparecer como los antisistema y es mentira. ¿Qué antisistema va a ser Trump o El Yunque? Sin embargo, tienen esa capacidad de venderse”, advierte Monedero.

Película de Mad Max

“Llevo muchos años planteando que la izquierda se ha estado equivocando al dejar todo lo políticamente incorrecto a la derecha. La política se ha estado convirtiendo en algo frío, muy ordenancista, con una responsabilidad que te frena. Y como parte de esa responsabilidad, la izquierda parece ser ese Pitufo gruñón que está siempre protestando y regañando a todo el mundo, por ejemplo, ahora con la pandemia, porque la gente no sigue el orden.

“Fuimos los de izquierda quienes invitamos a quedarnos en casa, a ponernos el barbijo (cubrebocas) o a vacunarnos, mientras que la derecha clama por la libertad para aceptar o no la vacuna. En España casi siete de cada diez personas que cayeron en la unidad de cuidados intensivos en la última ola de contagios, es gente que no se había vacunado en el nombre de la libertad.

“Cuando estalla la pandemia en España, la derecha y la extrema derecha que se han ido mimetizando cada vez más, salieron a decir que el gobierno tenía que cerrar las fronteras y encerrar a la gente en las ciudades, pero cuando finalmente el gobierno de izquierda nos encerró, salieron a decir: ‘¡El gobierno nos persigue!’

“Lo peor de este discurso libertario es que tener la libertad para hacer lo que me dé la gana es muy propio de la época y de la extrema derecha. Vivimos en una sociedad que está, como en las películas de Mad Max, en una guerra de todos contra todos. Si el Estado ya no te cuida, si pierdes tu empleo, si no tienes para pagarte una vivienda, si te asusta el cambio climático, si vienen inmigrantes, si las mujeres ya no te permiten tener el modelo de familia que tenían tus abuelas, todo eso va generando un caldo de cultivo formado por gente medio asustada, medio frustrada, dispuesta a que alguien venga y le autorice a ser un sinvergüenza.

“Trump vino a decirnos: ‘tú puedes ser un canalla como yo, puedes tocar una mujer, puedes asaltar el Capitolio, puedes pegarle un tiro a alguien, disparar en plena Quinta Avenida, y nadie te dirá nada. Es lo que hacía (Silvio) Berlusconi en Italia; es lo que hace (Santiago) Abascal, presidente del partido ultraderechista Vox en España; lo que hace (Isabel) Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid: autorizarte a que seas un sinvergüenza, a que robes, a que no respetes las normas, a que pises al último.

“Esa lógica terrible donde se pierde la empatía, donde en el nombre de la libertad parece que estás autorizando a perder tus rasgos de humanidad, es lo que hace que la extrema derecha tenga su espacio. Y sus defensores, no son argumentarios de razón sino de sentimiento, que es lo que diferencia a la ciencia de la fe, de una fe mentirosa que apela al sentimiento para justificar que se hayan convertido en unas hienas”.

Marx era liberal

La derecha se ha robado el concepto de libertad individual y lo ha formulado como un concepto muy alejado del ideal colectivo de libertad que aparece en el Manifiesto Comunista, acota Hernández.

“Lo que Marx y Engels dicen, textualmente –cita Monedero–, es que la sociedad socialista será una sociedad donde la libertad de cada uno será la condición de la libertad de todos. El Manifiesto Comunista no llama nunca a construir un Gulag donde, en nombre de la libertad de todos, perdamos la libertad individual.

“Como un hijo del Siglo XVIII, un hombre de la Revolución Francesa, Marx está apelando a cosas que ya están en Adam Smith y en John Stuart Mill, en esos liberales decentes que no entendían los elementos de libertad. Los neoliberales cogen trozos de sus obras para contarte que son lo que no son. Si Adam Smith se levantara y viera lo que han hecho los neoliberales con sus ideas, mercantilizando hasta la vida, les patearía el trasero.

“En ese sentido, los derechistas tienen que inventar constantemente mentiras, sin ningún tipo de pudor. Y por eso también están construyendo canales digitales que son espacios de mentira, como Breitbart News, el portal que llevaría finalmente a la televisora Fox News a inventarse a ese canalla de Donald Trump que casi hizo arder a Estados Unidos”, resume Monedero.

El Fisgón, a propósito de las malas interpretaciones que se le han dado a la teoría liberal, apunta lo dicho por Noam Chomsky respecto al sentido original de ‘la mano invisible del mercado’. Esta frase, dice Chomsky, la usa Adam Smith justamente para decir lo contrario: que el nacionalismo británico controla las exportaciones.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas