Opinión

COLUMNA: Ojo de Mar

Por Adalberto Carvajal

Todos esconden algo

¿Cómo se opera en las redes sociales una estrategia para destruir la imagen de un enemigo político?, les pregunta Sabina Berman a dos piratas informáticos: Enrique Rodríguez, quien maneja una granja de bots, y Ricardo Chong, quien diseña estrategias para redes. La dramaturga y novelista sostuvo con ellos una conversación de Largo Aliento el 17 de diciembre de 2021, por Once TV.

“Nosotros hacemos investigación –aclara Chong–. Soy enemigo de las noticias falsas porque, si esa es tu estrategia, se te puede revertir si tienes como contraparte a un experto que sabe hacer su trabajo.

“La investigación te permite sacar los trapos sucios del rival. Si él no tiene, a fuerza en su círculo cercano encontrarás algo que se pueda exponer: de su esposa, del hermano o hasta del chofer.

“Tienes que encontrar el material que se pueda revelar en tiempo y forma, difundiéndolo mediante una campaña de contraste. No vas a contar mentiras, pero sí a sacar la información que quizá la gente ya conocía, al menos en parte. Y la vas a hacer crecer exponencialmente en un momento específico, justo cuando más pueda perjudicar la percepción que el inconsciente colectivo tenga del rival.”

Para Enrique Rodríguez, “hoy por hoy los políticos te dan mucha carnita: todos tienen un pasado y en su mayoría fueron rotando de propuestas y de formación. Algunos que antes estuvieron en contra de la reforma energética, hoy la están votando. Cambian de partido y cambian de bandera. A algunos incluso los expulsaron de su antigua militancia. Para eso es la investigación histórica”.

“Hay una página en donde puedes recuperar todos los archivos que ya fueron eliminados de internet. Existe el historial, todos tenemos una huella digital que te sigue incluso cuando clonas (cambias) tu teléfono.”

Robots en engorda

¿Cómo es una granja de bots?, pregunta Berman.

“Hoy por hoy trabajamos todo en línea, los operadores están en diferentes lugares del país o del mundo –detalla Rodríguez–. Una granja típica tiene una directriz, una cabeza. Tiene además alguien que hace las baterías de comentarios, otro que abre cuentas y alguien más que maneja esas cuentas. Esta función se parte en dos polos: en positivo, es el manejo de la red hacia tu candidato; y, en negativo, cuando golpeas la red de los otros candidatos.”

Muchos de los operadores son universitarios, pero el perfil no es importante. “Ya tenemos nuestro sistema: un manual de operaciones que se entrega después de aprobar la entrevista de trabajo, y después de haber firmado un contrato de confidencialidad. Como todo el conocimiento que tienes se vuelve obsoleto en alrededor de dos o tres años, ese es el plazo al que te comprometes por escrito a no difundir lo que viste.

“Hay un entrenamiento que dura 15 días más o menos, y te capacitas en cómo utilizar una máquina virtual, en qué se debe hacer y qué no, en cuáles son los primeros pasos cuando creas una cuenta.

“Ganan normalmente entre 10 y 12 mil pesos al mes. Se paga en dólares y se hace la conversión al momento de hacer la transferencia por PayPal.”

No ganan tanto como supone el imaginario colectivo. Se sabe que en Rusia hay personas que ganan mucho más por ser hackers, anota Sabina.

“Lo que pasa en Rusia, no todos lo entienden. Los rusos están bloqueados digitalmente, si tú sales por una IP (protocolo de internet que corresponde a la dirección de tu casa) ubicada en Rusia, encontrarás que muchas empresas en todo el mundo tienen bloqueadas esas direcciones IP. Entonces los rusos tienen que salir por máquinas virtuales o proxys, como se conocen, y salen como si estuvieran en México, en Estados Unidos o en cualquier parte que no sea su país. El capitalismo generó ese bloqueo y lo que hacen los rusos es romperlo”, explica Enrique Rodríguez.

Ahí vienen los rusos:

¿Prestan servicio los rusos a los hackers mexicanos?, quiere saber la entrevistadora.

Ricardo Chong sí ha contratado a gente que trabaja en Rusia, “a través de foros como Workana donde tú colocas una solicitud para crear determinada solución: la ofertas y se conectan los interesados. Me ha tocado que se conecte gente de allá y hemos mandado a desarrollar software en Rusia, como también en la India”.

“Es gente que no conoces físicamente, no hay siquiera una reunión virtual por Zoom. Te piden anticipo, se los mandas y te persignas. No lo haces tan a ciegas porque ya viste su reputación en el perfil de Workana y consideraste las recomendaciones de otros usuarios. Depositas por PayPal, te mandan los avances y, cuando terminan, liquidas.”

“No es sólo software, también te ayudan a difundir contenido aunque no hablen español ni conozcan la situación en México, porque les entregas batería de comentarios –completa Rodríguez–. Se las mandas temprano en un Excel y ellos van ejecutando a lo largo del día.

“La ventaja que tienen para trabajar, y por eso se les contrata, es que cuando los equipos en México duermen, desde Rusia o la India lanzas a las 3 de la madrugada un ataque y las campañas de nuestros contrarios amanecen con una crisis. Al día siguiente lanzas desde el otro lado del mundo un segundo ataque, y no dejas descansar a los equipos enemigos.”

Asesinos a sueldo

¿Cuánta gente ha posicionado Ricardo Chong para ganar elecciones políticas?

“La verdad se aprende mucho más de cuando pierdes que de cuando ganas, ya que en la siguiente estrategia enriqueces el tema para proteger esos lados que te quedaron débiles.

“He ejecutado campañas en Perú, en Chile y en México. El Covid revolucionó el tema político digital, me ha caído una gran cantidad de trabajo. En las recientes elecciones de Chile traía ocho procesos al mismo tiempo: desde candidatos a concejales hasta aspirantes a constituyentes.”

Tampoco Enrique Rodríguez lleva la cuenta de casos ganados, “pero tengo muy claro mi nicho de mercado que es la difusión y el ataque de lado a lado. Hay cosas que me piden ejecutar en un determinado momento de la campaña y hay campañas completas que nos contratan. En números, ganadas llevo quizá unas 30 o 40 campañas”.

El asunto del dinero es muy importante porque marca quién puede estar en este juego y quién no, comenta Sabina, pero lo cierto es que hoy nadie puede ganar una elección sin ayuda de los profesionales de las redes. Ante la petición de lanzar un torpedo político para que un oponente no sólo entre en crisis sino que se caiga del tablero, ¿cuánto cobra Ricardo Rodríguez?

“Alrededor de 15 mil dólares por lanzar un ataque un día y hacer una tendencia entre los primeros 10 lugares”.

Lo que lleva a Berman a afirmar que es mucho dinero por un trabajo en el que se divierten tanto, aunque no sea muy divertido para los actores que están participando como personajes.

Sobriniti Manager:

Chong comenta que el gremio se está profesionalizando. “Antes dejaban a un sobriniti manager administrar las redes. De inmediato te das cuenta cuando alguien trae estructura digital o no.

“Estuve en el proceso pasado en la contienda por una gubernatura y, del otro lado, había alguien que sí conocía el negocio: sostuvimos una guerra con batallas hasta en la madrugada, yo ponía y él quitaba, subían historias y nosotros replicábamos, colocaban notas en medios nacionales y nosotros las desmentíamos”.

“Todo bajo una presión muy fuerte porque ahora toda la información la traes en el celular. La gente está mucho más informada y, con el covid, al estar encerrada en su casa se abrió al conocimiento de muchas más cosas.

“Eso cambió por completo a la comunicación política tradicional. No van a dejar de existir los procesos de aire (las entrevistas de radio y televisión o en cualquier otro de los medios de comunicación), pero ahora puedes tener tus propios medios y difundir contenidos bien interesantes, ajustándote al presupuesto que tengas para tu campaña y dándole preferencia a la estrategia de salida.

“Afortunadamente, como estrategas digitales hemos tenido mucho trabajo. La gente ya se dio cuenta que el tema ha avanzado hacia ese lado.”

Un mundo conectado

Otros expertos con los que Sabina ha conversado imaginaron que la transición digital iba a durar 10 años, pero con el covid el tiempo se acortó. Ya acabó la transición, lo digital es más importante ahora que cualquier otro medio.

“La penetración digital es la realidad –señala Chong–. En México, la gente anda con el celular en la mano casi todo el día. En Bolivia, donde hemos hecho campañas, la gente no lleva el celular encima por el costo de los datos. Entonces, hay lugares donde la gente está conectada todo el día y lugares donde las conexiones son tres o cuatro veces al día, pero igualmente son conexiones masivas.”

Cualquier tiempo sin propósito se vuelve un momento digital, observa Berman. ¿Cuántas horas al día pasa un mexicano viendo la pantalla del celular?

“Normalmente, unas 8 horas al día –opina Rodríguez–. Por la mañana le dedicas una hora para checar el clima, las noticias, el tránsito vehicular y, en ruta, conectas el celular al carro para seguir usando el GPS.”

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba