COLUMNA: Ojo de Mar

Se buscan reporteros

Por Adalberto Carvajal

Al crítico de televisión Álvaro Cueva lo que le “enloquece” de los nuevos rumbos que está tomando el periodismo de televisión en México es “este flujo de nuevos talentos. En mis tiempos había un señor que era el dueño del único noticiario y te cargabas, ahora tenemos cada vez más jóvenes, más atrevidos, manejando noticias en todas partes”.

¿Cómo los escogen Leopoldo Gómez, vicepresidente de Noticieros en Televisa, y Rafael Ocampo, director de Milenio Televisión?, les pregunta Cueva en la emisión de “Debate 22” dedicado a Medios y Noticias, el 7 de junio de 2019 por el canal de la Secretaría de Cultura.

“En el caso de Foro TV pero también en los demás canales de 24 horas de noticias, hay un quiebre generacional -comenta Gómez-. En el de Televisa, a partir de la tarde y hasta la noche, todos son muy jóvenes, la mayoría en sus treinta”.

Y a la pregunta de si hay visores en las universidades, ellos llegan solos o hay una página de internet, Gómez explica: “Los vas a buscar, realmente”.

“Denise Maerker estuvo buscando dos reporteros en una convocatoria pública, a través de las redes. Y llegaron centenares de personas buscando una entrevista, trayendo un pequeño video o algo que escribieron”.

Periodistas a cuadro

En Milenio Televisión, explica Rafael Ocampo, “hay un principio: por más que nos lleguen personajes atractivos en otros campos, el filtro es que sean periodistas. Es decir, a quien nosotros ponemos en pantalla tiene que saber escribir y reportear, porque no hay asistentes que permitan la puesta en escena como periodista de un personaje simplemente atractivo.

“Creemos que ese es un primer valor, que la gente vea que quien le está transmitiendo una información sabe: la sabe redactar, la sabe trabajar y la sabe explicar.

“No tenemos tampoco demasiada movilidad laboral, no es un escaparate tan abierto. Es decir, quien llega puede consolidar una carrera de muchos años si trabaja bien. Y eso también hay que decirlo porque hay demasiada expectativa en muchos estudiantes de Comunicación sobre lo que se puede hacer en los medios. Finalmente, son espacios muy fijos, donde es difícil sustituir a quienes ya están ahí.

“Por lo demás, nosotros hemos intensificado la información los siete días de la semana. Es un mensaje porque luego, aunque son aparatos de información, las rutinas se relajan. De viernes a domingo el ritmo era diferente. Nuestro mensaje es que todos los días son iguales, todos los días tenemos que estar en vivo, con personajes a toda hora, no bajar la guardia”, enfatiza Ocampo.

Diversidad a cuadro

Cueva reconoce que ha habido mucha inteligencia en la selección del personal de los noticieros, porque “pasas de un tono a otro, de una mujer a un hombre, que no necesariamente tienen que ser bonitos. Han cambiado muchas cosas, tenemos muchas mujeres a cuadro, tenemos mucha diversidad a cuadro, pero también tenemos mucha competencia”.

¿Cómo se maneja en el tema de la competencia si, finalmente, el material es el mismo?, inquiere Álvaro Cueva.

Para Leopoldo Gómez, “la competencia es real. Pensar que cualquier canal de noticias pueda superar a los otros por dos, tres o cuatro veces de audiencia es muy difícil, porque estás trabajando con el mismo material.

“Donde puedes incidir es en qué historias vas a hacer tú, al margen de la noticia que está sucediendo cada momento; qué debates vas a jalar a tus espacios noticiosos; qué le vas a dar extra a la audiencia.

“Porque el breaking news es igualito para todos. Algunos llegarán antes, otros llegarán después, pero donde viene la diferencia es qué sigue al día siguiente, qué reportajes vas a hacer sobre eso, cómo regresas a esa historia. Ahí es donde hay que trabajar mucho”.

Para Rafael Ocampo, “aun en el breaking news la tensión que manejas sobre tus equipos de trabajo es total, porque siempre quieres al personaje antes que el otro y estás peleando por la entrevista.

“Es una competencia absolutamente sana. Televisa durante muchos años hizo el formato de 24 horas con ‘ECO’ y luego, por razones presupuestales, lo abandonaron. Milenio lo retoma hace poco más de 10 años y ha venido luego una explosión de distintos canales, todos con aportes. Una persona escoge uno o le va cambiando, pero es muy difícil ver todo el mosaico. Es muy rico, lo que está pasando es en beneficio de la audiencia”.

Separar ficción y verdad

En una última reflexión, Leopoldo Gómez comenta que “en este momento de la famosa post-verdad, en donde la información que circula es mucha pero no necesariamente cierta toda, el periodismo profesional que ejercemos y con el que estamos comprometidos Milenio, Televisa y los demás canales de noticias está convocado a regresar una y otra vez a los hechos: ¿cuáles son los hechos?, ¿qué es lo que se puede documentar? Estamos comprometidos a separar lo que es ficción de lo que es verdad.

“Obviamente, siempre cuando se hace un noticiario, cuando se hace la primera plana de un diario, cuando se va a radio, hay una visión subjetiva de cuál es la noticia más importante. Pero al margen de eso, ¿qué es lo que se puede documentar? Y esa función es mucho más importante hoy que en el pasado, por todo lo que circula que no necesariamente es cierto”, advierte Gómez.

Rafael Ocampo añade a lo anterior que “un reto que tenemos todas estas plataformas, y lo ligo por supuesto al momento que vive este país, es que debemos tomarnos en serio la idea de que se quiere transformar al país en varios campos que nos habían resultado muy fáciles de aceptar.

“Ahora queremos un México en donde no haya corrupción, donde haya más justicia. Y plataformas como las que representamos pueden aportar mucho más, en términos de ser más creativos, más comprometidos con mucha gente que ha quedado abandonada.

“No es un discurso reivindicador social barato, sino el discurso de un profesional de la información. Nos hemos quedado muchas veces cortos, en un pequeño círculo compitiendo nada más. Y tenemos que llegar a otros personajes, a otras historias. Nuestro éxito será ese, si lo logramos tendremos nuevas audiencias”.

Mi correo electrónico: carvajalberber@gmail.com

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios