COLUMNA: Palabrario mexicano

Por Karla Valdovinos

Agujetas:

Esta es una palabra bastante extraña, pues fuera de nuestro país no se conoce, y dentro de él tiene varios significados. El primero consiste en que las agujetas son las tiras de tela utilizadas en los tenis o zapatos; es muy común escuchar o decir “amárrate las agujetas o te vas a dar un ranazo”. En esta frase se localiza la palabra ranazo, misma que fuera de México tampoco es comprendida, pues puede pensarse que hace referencia a las ranas, pero en realidad ranazo se refiere a darse un golpe o caerse.

Agujeta, desde la medicina, también es un dolor que se presenta en los músculos cuando se realiza una actividad inusual, muchas personas le suelen denominar “andar aporreado”.

Por último, se menciona que dicha palabra puede derivar de las agujas que eran empleadas por las mujeres para sostener algún adorno en su cabello, e incluso, un tipo de aguja especial que se usa ya sea en la costura o zapatería.

Vale:

Esta palabra tiene diversos significados dentro de nuestro país, sin embargo, se explicarán tres de los más importantes y usados. En primera instancia, encontramos que “vale”, puede funcionar como sinónimo de cupón, ya que en algunos lugares suelen repartirse “vales” de despensa, gasolina, juguetes, o en algunas ocasiones se localizan dentro de productos, y estos se pueden cambiar por un premio.

“Vale”, también es usada para llamar una persona, por ejemplo “aquel vale me dijo que”; “qué onda, vale”; entre otras combinaciones que dependen del contexto de la conversación.

Por último, cuando esta palabra se integra en la frase “Me vale”, sus significados anteriores son completamente transformados, ya que es una forma de decir “no me importa, “no me interesa”, “y eso qué”, por mencionar sólo algunos ejemplos.

Aventón:

De acuerdo con la Real Academia Española de la Lengua, aventón o aventar quiere decir empujar, pero entre los mexicanos, solemos emplearla de la siguiente manera: “dar un aventón”, lo cual no significa que se aventará a una persona, sino que será llevada a su casa en auto u motocicleta (por mencionar algunos ejemplos) a modo de favor.

El hecho de “dar un aventón” conforma una característica del mexicano: dar a las palabras un sentido creativo, distinto y juguetón del que tienen en otros países.

Pinche:

En la cultura mexicana esta palabra bien puede ser entendida y usada como una grosería, sin embargo, antes de eso, formaba parte de la vida cotidiana desde una perspectiva diferente.

José Emilio Pacheco mencionó que en la época de las haciendas en México, los “pinches”, eran los ayudantes de los cocineros; también realizaban mandados a otras personas que eran ajenas a la cocina pero que, sin duda alguna, y como es lógico, eran superiores al “pinche”.

Asimismo, Pacheco menciona desconocer la fecha aproximada en que la palabra “pinche” adquirió el sentido de grosería, pero más que una grosería, una degradación de aquello que es nombrado así, pues dicha palabra es posible aplicarla a prácticamente todo; a una persona, objeto, animal, planta, una acción, ciertas decisiones, formas de pensamiento, comida, procedimientos, en fin, todo aquello que nos pueda venir a la mente. Esta grosería, se considera como tal debido a que humilla, rebaja y menosprecia aquello que critica.

Bibliografía:

– Farlex (s.f.). Agujeta. The Free Dictionary. Disponible en: https://es.thefreedictionary.com/agujeta

– Farlex (s.f.). Pinche. The Free Dictionary. Disponible en: https://es.thefreedictionary.com/pinche

– s.a. (2011). Agujetas. Dicciomed. Diccionario médico-biológico, histórico y etimológico. Disponible en: https://dicciomed.usal.es/palabra/agujetas

– Pacheco, Emilio (2014). Pinche, la palabra más autóctona de México, según José Emilio Pacheco. El País. Disponible en: https://elpais.com/cultura/2014/01/26/actualidad/1390728691_731336.html 

 

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios