COLUMNA: Palabrario Mexicano

Por Karla Valdovinos

Garrolero: 
Palabra originaria del latín garrulus, cuyo significado es hacer ruido. El escritor Juan Carlos Reyes menciona que se trata de un hombre vicioso o ruin que tiene mala calaña (malas intenciones). Actualmente en Manzanillo se aplica a los niños de la calle y, por ello, es usual que en lugar de garrolero, se diga garrolerito.

Esquilín:
En un algunas regiones se le conoce como hormigas cuyo color es rojo. Su mordedura es bastante dolorosa, por ello en Colima, también la llaman hormiga brava. Desde luego, cuando atacan a algún animal “en montón”, pueden provocar heridas graves, digamos, similares al daño que provocan las abejas.

¡Cúshila!:
Expresión que se emplea para “asustar” a los animales. Tiene algunas variaciones en cuanto a su pronunciación, por ejemplo, en algunos estados como Michoacán, la pronunciación es “úshila” y, desde luego, tiene el mismo uso o significado. 
Sin embargo, en algunas rancherías se usa especialmente para asustar a las bestias o animales que se están comiendo desde la milpa hasta los alimentos de la cocina. 

Bibliografía:
– Reyes, Juan (2016). El Ticús. Diccionario de colimotismos. Puertabierta Editores. Secretaría de Cultura. México.

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios