Opinión

COLUMNA: Paracaídas

El grito del deporte colimense

Por Rogelio Guedea

Circula en las redes sociales un vídeo reciente hecho por un número significativo de deportistas colimenses mediante el cual le piden a la gobernadora Indira Vizcaíno que volteé la vista hacia la problemática que vive el deporte en Colima y además le piden resolver tales problemáticas en virtud de que, al parecer, el titular del ramo, Sergio Jiménez Bojado, reemplazado por este motivo, no parecía estar interesado en ello. Los jóvenes que aparecen en el video son deportistas talentosos que cuentan en su haber con medallas y reconocimientos nacionales e internacionales, esto es que son voces genuinas y legítimas para hacer un llamado así a la mandataria estatal. En el video se puede apreciar algunas de las demandas que exigen, entre ellas el pago de becas a entrenadores y la participación en torneos deportivos. Llama la atención el hecho de que más que hablar de ellos mismos, y exigir para ellos mismos (aunque en el mensaje quede implícito que también para ellos mismos buscan el beneficio), los jóvenes están hablando de toda una estructura deportiva que ocupa transformarse, dándosele el apoyo necesario que se requiere para poder cumplir a cabalidad la función social que el deporte tiene en una comunidad. Impulsar el deporte, como impulsar la cultura, va mucho más allá de realmente impulsar las carreras de tales o cuales deportistas, o de tales o cuales entrenadores, en realidad, impulsar el deporte es contribuir al bienestar de todos y cada uno de los individuos que pertenece a un conglomerado humano, haciendo con ello una sociedad más sana en todos los sentidos. Así que, si en estos momentos tan difíciles por los que atraviesa nuestra entidad en temas como la violencia, la crisis económica, la salud, etcétera, no se incentiva el deporte y la cultura el doble de lo que normalmente se incentivan estos ámbitos del quehacer cotidiano de entidad, entonces no se está sino fomentando que toda nuestra tragedia cotidiana crezca entre nosotros exponencialmente. Por eso, lo que en el fondo nos quieren decir todos estos deportistas no es que se les den los apoyos que necesitan para continuar con su actividad deportiva, sino que se advierta la necesidad imperiosa de que se trabaje con más ahínco en el bienestar de la sociedad colimense en general. Tal parece que la gobernadora ha sabido comprender esto y su primera medida fue reemplazar a su ahora exdirector Sergio Jiménez Bojado por otro titular, por lo visto de mayor arraigo deportivo en el estado, con lo cual se espera mayor compromiso con el deporte colimense y conocimiento de sus necesidades. Yo espero que pronto se reactive la actividad deportiva en toda nuestra entidad, pues los positivos dividendos que dejará eso serán realmente incalculables.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Botón volver arriba