Opinión

COLUMNA: Paracaídas

Altexto 2022

Por Rogelio Guedea

La Universidad de Colima lleva a cabo (empezó de hecho el pasado 23 de mayo y terminará el próximo 30) otra más de sus jornadas Altexto 2022, que goza ya de una larga tradición en nuestra máxima casa de estudios y que tiene como fin principal promover la lectura y las actividades culturales no sólo al interior de nuestra institución educativa sino también en la sociedad colimense. Es un esfuerzo grande que involucra a muchos y su programa se puede consultar en la página oficial de nuestra máxima casa de estudios o en sus redes sociales oficiales. La Jornada Altexto 2022 no sólo incluye venta de libros y promoción de la lectura (participan más de 60 editoriales en la jornada), sino también integra una serie de eventos que incluyen talleres, presentaciones artísticas, cine, actividades infantiles, conversatorios, presentaciones de libros, etcetera, que vienen a enriquecer un programa que está también evolucionando poco a poco a una mayor presencia de manifestaciones artísticas y culturales. Es, podríamos decirlo así, la Feria del Libro y la Cultura de nuestra institución y cuenta con un nutrido programa que hoy ha salido del campus central prioritariamente para llegar a todos los campus de la entidad, de tal modo que nadie se quede excluido de disfrutarlo.

Yo he seguido siempre de cerca las actividades de Altexto y he participado en más de una ocasión en ellas, y me parece que es una propuesta no sólo que debería perdurar en el tiempo, al punto de ser parte sustancial del calendario universitario (como ya lo es), sino que también podría (en la medida de lo posible) continuar con un espectro que abarque además de todos los campus, como lo está haciendo ahora, algunas zonas rurales, que es donde más se resiente la falta de estos eventos, además de que podría incrementarse la invitación de personalidades destacadas en las artes, la ciencia y las letras a fin de que los estudiantes y los docentes puedan compartir sus experiencias con ellos y a su vez enriquecer las suyas.

Dos buenos amigos escritores, Bernardo Ruiz y Mónica Lavín, recibirán, por ejemplo, el reconocimiento de universitarios distinguidos al cierre de esta jornada, lo que es algo meritorio en el marco del, como dije, evento más importante del libro y la cultura en nuestra institución. Por último, sería muy plausible que también se pudieran continuar proyectos derivados de las relaciones establecidas gracias a este tipo de encuentros, de tal modo que para la siguiente jornada todos estos proyectos pudieran cristalizar y presentarse durante el mismo: ediciones de libros, nuevos bailables, proyectos científicos, cinematográficos y artísticos, etcétera. La idea es que Altexto siga creciendo y consolidándose hasta convertirse en una referente importante incluso más allá de nuestras propias fronteras.

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba