COLUMNA: Paracaídas

El proceso de admisión de la UdeC ante la pandemia

Por Rogelio Guedea

Nuestra máxima casa de estudios iniciará en estos días el proceso de admisión de estudiantes para los diferentes planteles educativos de la casa de estudios. Aunque no lo parezca, este proceso es un punto muy importante de inflexión con respecto al tema de la pandemia pues producirá la movilidad de muchísimas personas que harán los trámites correspondientes de ingreso a nuestra casa de estudios. La Universidad de Colima ha estado haciendo una campaña importante sobre cómo deberá ser el protocolo a seguir para evitar recrudecer con esta acción la pandemia: por un lado, establecerá todas las medidas sanitarias correspondientes a fin de evitar cualquier tipo de contagio entre los involucrados en el procedimiento y, por otro, está pidiendo a quienes llevarán a cabo el procedimiento que los respeten. En estricto sentido, la corresponsalía de esta responsabilidad evitará que se pueda dar una espiral de contagios de proporciones inusuales, pues recordemos que estos aparecen en los próximos días a que se adquiere el virus y muchos son asintomáticos. Por eso no está de más que aunque la casa de estudios ha estado informando de manera sistemática y por todos sus canales de comunicación (incluidas las redes sociales (no menos importantes) sobre las medidas a tomar en este próximo proceso, es importante también que todos los universitarios nos sumemos a difundirlas y también a acatarlas. De verdad que estas medidas deberán ser rigurosamente respetadas por todos, y en la universidad se tendrá que poner mucha vigilancia para que los cercos sanitarios que habrá para su ingreso no fallen en el respeto de las mismas, tanto en la sanitización como en el uso correcto del cubrebocas y la sana distancia. En Colima cada día mueren más personas por causa de la pandemia y el número de contagios no se ha detenido desde que empezó la espiral de la emergencia sanitaria, ya incluso empezamos a ver casos lamentables de personas que mueren en las calles sin haber conseguido la atención médica pertinente, por ese motivo insisto en que esta acción que se avecina tiene que ser sumamente cuidadosa para que esto no vaya a crear un nuevo nicho de expansión del virus. Si todos somos responsables y hacemos la parte que nos corresponde, seguramente pasaremos por un lado de la emergencia sanitaria, pero si por alguna razón dejamos que los protocolos de sanidad se rompan, entonces podríamos ser los propiciadores de un fuerte rebrote en un ámbito de la sociedad (el universitario) que es crucial para el propio desarrollo de la entidad.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios