COLUMNA: Paracaídas

45 años de El Comentario

Por Rogelio Guedea

El periódico El Comentario cumplió este año (se le celebró el pasado 2 de julio) 45 años de existencia. Tiene mi misma edad. Yo empecé a escribir en él hace veinte años, justamente en 1999 y, salvo un periodo de descanso, lo he hecho de manera ininterrumpida. Mi columna inicial se llamó “Mirador”, misma que tuve que cambiar porque coincidió con que la del periodista Catón tenía el mismo nombre. El entonces director de El Comentario, el apreciado don Víctor de Santiago me llamó para decirme que el que era primero en tiempo lo era en derecho y que si no tenía inconveniente en cambiarle de nombre a mi columna por las razones antes explicadas. Le dije que sí y entonces la renombré como “Al vuelo”, para después convertirse en “Paracaídas”, como ha quedado ahora, ya que los temas puramente literarios que tocaba en “Al vuelo” mudaron más hacia el ámbito político. El periódico es, pues, parte de la casa de mis palabras, un nicho en el que verdaderamente me siento confortable y, sobre todo, protegido por toda la comunidad universitaria que lo lee. La evolución del periódico ha sido visible y el esfuerzo por mantener este órgano de difusión universitaria y social por parte de las autoridades universitarias es plausible, lo cual se agradece en estos tiempos de austeridad porque es una ventana por la que podemos ver todo lo más importante que sucede en nuestra Casa de Estudios. Esto es: es una ventana a través de la cual podemos vernos a nosotros mismos. Hace tiempo se fundó la versión digital del periódico y recientemente, con este aniversario, se renovó la misma, haciéndola más accesible a sus lectores. La edición impresa de El Comentario es la más manejable de todas cuantas hay en Colima y la distribución de su información permite una sistematización perfecta de la misma a la hora de su lectura. Quien lo lee todos los días, como en mi caso, sabe ya que primero están dispuestas las noticias relacionadas con nuestra universidad, una sección de deportes, después las noticias locales, luego las nacionales y, por último, las internacionales. Los lunes aparece El Comentario Semanal, con información de tipo literario y cultural, y toda la semana, en el espacio de opinión, se presentan los puntos de vista de los colaboradores habituales, entre ellos esta misma columna. He escuchado decir, sin ninguna pretensión de quedar bien con nadie, que El Comentario es el periódico que maneja la mejor oferta informativa local, y estoy de convencido con ello. La calidad y la elección de las notas más importantes del acontecer local, nacional e internacional son debidamente cribadas por los editores del rotativo y, por ello, uno puede estar informado sin tener que ir a las redes sociales a ensimismarse con un montón de información que, en el mejor de los casos, suele ser falsa o extremadamente tendenciosa. El único reparo que tendría hacia El Comentario es que me gustaría que la sección de opinión estuviera más enriquecida con la colaboración de expertos de las diferentes áreas del saber universitario, un economista, algún ecologista, un vulcanólogo, algún médico y psicólogo, etcétera, que nos pudieran compartir datos de avanzada de su área que pudieran ayudar a formar conciencia ciudadana y a prevenir sobre situaciones futuras que puedan ser contraproducentes para nuestra comunidad. Fuera de ahí, celebro que El Comentario haya cumplido 45 años y le deseo larga vida y salud venidera, y a mí también como su fiel colaborador.

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios