COLUMNA: Paracaídas

El tren de Claudia Yáñez arrolla al de Indira Vizcaíno

Por Rogelio Guedea

Desde que Indira Vizcaíno dejó la representación de los programas sociales de Morena en Colima ya no fue lo mismo para ella. En pocos días, en muy pocos días, su presencia se desplomó, por más que la ha querido mantener a flote a través de unos evidentes y abiertos anticipados actos de campaña política encubiertos en la forma de simples acercamientos a la población para conocer sus necesidades. Pese a todo ello, Indira Vizcaíno empieza a naufragar mientras que su oponente más aguerrida y frontal, Claudia Yáñez, crece y se consolida como la aspirante más fuerte de Morena a la gubernatura del Estado. El segundo informe de Claudia Yañez, llevado a cabo recientemente, envió un mensaje potente (y mal haría el que no lo haya escuchado) sobre su avance y consolidación en la candidatura morenista, y más porque la senadora Gricelda Valencia, la otra aspirante, la han enviado de delegada a Michoacán para el próximo proceso electoral, con lo cual parece también que a Claudia Yáñez se le despeja aún más el terreno. La declaración de Indira Vizcaíno en el sentido de que respetará la decisión de Morena a la hora de postular a su mejor aspirante y de su llamado a la unidad, no es más que una primera muestra ya de su debilidad ante una Claudia Yañez que se crece no solo con el respaldo y la legitimidad que le da su propio trabajo como legisladora, sino también con el apoyo visible que le da la militancia morenista en Colima, la dirigencia nacional y el propio presidente López Obrador, quien se ve que la tiene bien considerada pues no ha sido sujeta a escándalos de ningún tipo como lo ha sido la propia Indira Vizcaino, a la que persiguen denuncias por corrupción pasadas y actuales, como la misma que hizo Claudia Yañez en contra de ella con respecto a las irregularidades detectadas en la administración de los programas sociales. Mientras el PRI-PAN-PRD-PANAL postergan la decisión sobre quién será su candidato, lo que en mi opinión es grave error, en Morena ya se empieza a identificar claramente en Claudia Yáñez un tren visible de camino  hacia las elecciones de 2021, lo que obligará también a que Movimiento Ciudadano (con Locho Morán rodeado de muchos malos aspirantes reciclados) y el Verde Ecologista (con Virgilio Mendoza pero sin perfiles realmente fuertes que lo respalden y secunden) tengan que repensar su estrategia si no quieren también empezar a quedarse como una promesa de un tiempo pasado que fue y que ya no podrá volver a ser jamás. Si en Colima recae la consigna de que sea una mujer en Morena la que representará al partido para la gubernatura en los próximos comicios, y si Claudia Yáñez no comete ningún craso error y continúa en su escalada ascendente como hasta ahora, es muy probable que sea ella la abanderada de una propuesta política que podría marcar, de nueva cuenta, un parteaguas en la democracia local, sobre todo porque el resto de los partidos (solos o aliados) no se les ve hasta la fecha ninguna traza de que vayan a sorprendernos con una propuesta electoral radical que pueda ponerlos muy por encima de lo mismo de siempre.

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios