Opinión

COLUMNA: Paracaídas

UdeC internacional

Por Rogelio Guedea

Hace unos días estuvo en Corea del Sur el rector de la Universidad de Colima, Christian Torres Ortiz, en el marco de la I Cumbre de Rectores Corea-México (realizada del 29 al 1 de julio), donde el rector participó como ponente de la misma y planteó una serie de estrategias para fortalecer esta relación académica bilateral en el contexto del mundo totalmente globalizado en el que vivimos. La propia Universidad de Colima tuvo una participación destacada en virtud de que, de acuerdo a datos oficiales, cuenta con 15 convenios activos con 11 universidades coreanas, los cuales son parte de los 430 convenios que nuestra casa de estudios tiene con instituciones de cincuenta países del mundo, entre ellos Japón, USA, Canadá, China, Alemania, Italia, España, la propia Corea del Sur, entre muchos más.  Este impulso que se le ha dado a la internacionalización de la Universidad de Colima en las últimas dos décadas no ha sido gratuito y se debe al gran esfuerzo impulsado por la doctora Genoveva Amador Fierros y su equipo de trabajo, pero también a la voluntad de los rectores que han apostado por sacar a la institución de sus fronteras nacionales para insertarla en el contexto internacional en el que, en la actualidad, toda institución educativa debe estar. El rector actual, Christian Torres Ortiz, consciente de esta importancia, con su intervención y participación en esta Cumbre ha constatado el interés de su rectorado de seguir dando pasos firmes en el ámbito de la internacionalización de la universidad, pues está comprobado que los estudiantes y académicos que tienen estos intercambios culturales e intelectuales transforman para bien no sólo su propia vida sino la de todo su entorno. Por eso, la Cumbre me parece propicia para seguir estrechando los lazos academicos y culturales entre ambos países, pero sobre todo destaco que es pertinente que nuestra máxima casa de estudios mantenga este tipo de convenios con países cuyos sistemas educativos son considerados de los mejores del mundo, como es el caso de Corea del Sur. Los que busquen los rankings no de las mejores universidades, sino de los mejores sistemas educativos del mundo, se encontrarán a Corea del Sur entre los 20 mejores del mundo y en ocasiones entre los primeros lugares. Los estudios realizados con respecto al meteórico desarrollo económico y social conseguido por Corea del Sur en el último siglo concluyen en que, en efecto, uno de los aspectos principales de su transformación fue la revolución que hicieron de su enfoque educativo, única vía realmente eficaz para transformar cualquier aspecto de la vida de una sociedad. Me parece, por tanto, pertinente, que la Universidad de Colima pueda seguir fortaleciendo estos lazos académicos no sólo con Corea del sur sino con todos los países que cuentan con sistemas educativos poderosos y que sin duda pueden beneficiar la vida académica y cultural de nuestra institución, como lo ha venido siendo desde que la internacionalización se convirtió en un eje toral del proyecto universitario colimense.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba