COLUMNA: Punto sociólogico

Fake news: La estrategia opositora

Por J. Daniel Miranda Medrano

La toma del poder político por López Obrador fue un suceso que la mayoría de los votantes decidieron hace poco más de un año en las urnas, el muy justificado hartazgo, el enojo y la desesperación de quienes lo eligieron ocasionaron un giro de 180 grados en la política nacional que, si bien le dio a López Obrador un índice muy alto de legitimidad, también fue un hecho que no le gustó para nada a los sectores conservadores y ultraderechistas.

Aún desde que AMLO asumiera el cargo de presidente, a partir del 2 de julio fue ocupando poco a poco el espacio de las decisiones nacionales haciendo a un lado al socavón intelectual de Peña Nieto. Esto y las decisiones que fue tomando después del 1 de diciembre, irritaron a las personas con poder acostumbrados a hacer y deshacer a su antojo, lo que las posibilidades les permitían en sus ámbitos de influencia.

Al seguir inconformes con los nuevos rumbos de la nave nacional y al ver sus múltiples privilegios en riesgo, los conservadores y ultraderechistas han decidido atacar al presidente con el fin de poder quitarlo de una vez del más importante cargo en el país. Es así que una primera acción es el de desprestigiar al titular del ejecutivo y a su equipo de colaboradores, y una de las maniobras más sencillas, pero más inmorales y cínicas, es la de inventar noticias falsas respecto a tal o cual suceso.

Las Fake news más recientes fueron una supuesta declaración de Tony Blair, en la que se dijo sostener que “el pueblo mexicano tiene el gobierno que merece” y con respecto a López Obrador, dijo que quienes votaron por él hace más de un año “llamaron a los demonios y ahora les será difícil deshacerse de ellos”. Esta falacia fue ampliamente difundida en redes sociales hasta que fue desmentida.

Y la más reciente fue el caso del #LonganizaGate que inició con una bomba de mentiras el desconocido senador panista, Julen Rementería, él publicó datos del gobierno anterior donde se consideran precios bastante elevados de algunos productos, entre los que destaca el presupuesto de 335,000 pesos para comprar 20 unidades de longaniza de primera.

Obviamente las mentiras desataron la agitación en redes sociales por lo que la oficina de la presidencia debió aclarar que esos precios vienen del gobierno de Enrique Peña Nieto y que la oposición y los “intelectuales” que mintieron sobre este caso deberían de pedir disculpas.

Por cierto, que entre los aludidos se encontraba la politóloga Denise Dresser que su coraje contra AMLO ya le ha ocasionado serios resbalones. Pero el más despistado fue Vicente Fox que le reclamó a Obrador un día después de que se había desmentido la falacia, ocasionándole también una serie de adjetivos negativos y en tono despectivo y burla por su garrafal error.

La serie de mentiras que se han propalado y que seguirán haciéndolo sobre la nueva administración federal, tienen el único objetivo de desestabilizar al gobierno. En este sentido, no son descabelladas las afirmaciones de canal seis de julio en donde se afirma que todo ello es parte de un plan más amplio: provocar un golpe de estado blando y quitarlo de la presidencia antes de que cumpla sus primeros dos años de gobierno y así, convocar a nuevas elecciones presidenciales. Y a todo ello ¿Cuál es su opinión amable lector?

Twitter: @jdanie17

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios