COLUMNA: Pupitre al Fondo

A manos llenas: Secundaria Corona Morfín T.M.

Por Blanca F. Góngora

Mi esposo fue alumno de la secundaria pública “Enrique Corona Morfín”, una de las más prestigiadas de ayer y hoy en el Estado de Colima, donde mi hija fue a cursar sus estudios de secundaria y donde ambos se han vuelto a unir en el tiempo a través del mismo espacio. Mi esposo ahora escribe una novela para niños y adolescentes cuya trama sucede toda ahí, en la legendaria “Corona Morfín” y lo que más disfruto ahora es verlos (a mi esposo y a mi hija) recorrer cada rincón de esa escuela que los unirá por siempre aunque los años sigan pasando, y es que las escuelas se adhieren al alma y no se alejan del todo nunca de nuestro ser, por eso la importancia de que sus maestros construyan no solo en lo racional en sus alumnos sino también en lo emocional, como esta  escuela lo está tratando de hacer, incluso ahora con la pandemia encima.

Hoy quiero hablarles de la “Corona Morfín”, escuela bajo el liderazgo de un par de directivos con mucha formación y experiencia, el maestro David Humberto Ramírez Tintos, Director de la misma, y la maestra Martha Cristina Espíritu Macías, Subdirectora, quienes de manera conjunta han logrado conducir acertadamente a la gran tripulación de esa escuela desde antes y durante toda la marejada que ha significado esta pandemia causada por el Covid-19.

Les tocó un año difícil, un año de innumerables retos para toda la planta docente que ahí se desempeña, un año donde la comunicación entre ellos (docentes y directivos) seguramente pasó por momentos de crisis, de tensión, de risas nerviosas, de borremos eso, quitemos lo otro, agreguemos esto, intentemos esto otro. Un año donde quizá algún docente se sintió de pronto perseguido, exigido, incomprendido y no precisamente porque así estuviera sucediendo sino porque bajo presión es muy fácil tener falsas interpretaciones de los hechos. Les tocó un año complejo, pero todo lo que sucede tras bambalinas, como en el teatro, no se sabe en el escenario; es decir, ante los alumnos y padres de familia de la “Corona Morfín” su actuación está siendo realmente ejemplar. Y en eso consiste el profesionalismo, en ofrecer a los otros lo mejor, con lo mucho o poco que se tenga, pero tratando por todos los medios de hacerlo con conocimiento, tacto, amor y empatía y nada de esto ha faltado en el equipo de la “Corona Morfín”,  a quien por cuestiones de espacio no puedo nombrar uno a uno, aunque debiera, pero es una de las secundarias  con uno de los equipos humanos más grandes y eso implica mayores retos en su toma de acuerdos, en sus decisiones, porque unificar criterios nunca ha sido nada sencillo. Los maestros no han parado de trabajar y de buscar opciones, incluso la trabajadora social Olga Ruelas Montes, ha sabido ser un catalizador importante en todos los procesos que en estos duros tiempos de pandemia se han llevado a cabo en esta escuela, pues ella junto con los directivos han sabido ser energía, voluntad y estímulo para los dos componentes principales (docentes-estudiantes) del proceso enseñanza-aprendizaje en estas modalidades educativas implementadas debido al coronavirus.

Me constan testimonios de madres de familia que dicen sentirse agradecidas y comprendidas por la forma en que la trabajadora social y la subdirectora han colaborado para pedir información de la situación de sus hijos y para brindarles respaldo y opciones o propuestas para ayudar en la cuestión de tareas y proyectos escolares de sus hijos. Me constan además muchos comentarios positivos hacia el proceder de los maestros, quienes no han escatimado en retroalimentar a sus alumnos, y no solo en cuestión de tareas, también en aspectos emocionales, pues muchos maestros son demasiados conscientes de que en esta situación tan adversa, más que jalar el látigo, será mucho más benéfico extender la mano y tocar el corazón, porque eso hará que muchos de sus alumnos ahora, ex alumnos del mañana, asocien la pandemia como los años difíciles sí, pero no carentes de oportunidades ni de  solidaridad por parte de sus maestros y en esto, gran parte del equipo “Corona Morfín”, están siendo muy atinados al brindar guía y comprensión a manos llenas.

 

www.facebook.com/blanca.fonseca.gongora

 

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios