Opinión

COLUMNA: Socializando Datos

Xocoatl

Por Balvanero Balderrama García

No se puede uno resistir, al menos yo no. El sabor amargo, semi-amargo, la textura y las sensaciones que genera son sinigual: me refiero al chocolate. Hay muchas presentaciones, marcas, colores e, incluso, sabores. Es el ¿regalo? que esta porción de la América le ofreció al Mundo.

En la página México Desconocido podemos encontrar la leyenda de su origen: “Quetzalcóatl le dio a los toltecas los granos de cacao para que su pueblo estuviera bien alimentado y de esa manera pudieran ser personas estudiosas, sabias, artistas y artesanas. Quetzalcóatl robó el árbol del cacao del paraíso donde vivían los dioses y plantó el pequeño arbusto en Tula. Luego de que lo plantara, le pidió a Tláloc que enviara lluvia a la tierra para que la planta se pudiera alimentar y crecer. Luego fue ya visitar a Xochiquetzal, diosa del amor y la belleza, y le pidió que le diera al árbol flores hermosas. Con el tiempo la planta floreció y dio frutos de cacao.”

Las semillas de cacao eran moneda para los trueques en la Tenochtitlan, así como la base para bebidas destinadas a guerreros y nobles.

Hoy en día hay para diferentes bolsillos y un amplio espectro de gusto en su sabor. Y es una de las golosinas más demandadas. También, si de un regalo se trata, siempre será una buena opción.

Y sabemos que no sólo se trata de la barra tradicional -atribuida a Daniel Peters en 1890-, sino que una gran variedad de productos lo incluyen: pasteles, nieves, paletas, galletas, brownies, un sinfín de confiterías; y no sólo en la repostería, sino en las comidas: pollo al chocolate y almendras, por citar una de ellas.

Algunas bebidas con este producto en México: tascalate, pozol, tejate, tanchuca, popo, bupu, champurrado.

¿De qué tamaño es la industria del chocolate y la confitería en nuestro país? Esto nos los informa el INEGI.

En un comparativo entre los dos Censos Económicos más recientes, hubo un crecimiento del personal ocupado en industria del chocolate y la confitería: pasó de 49,242 personas ocupadas en el 2013 a 56,999 en 2018.

Un dato interesante es que México ocupa el primer lugar mundial en exportaciones de cacao en polvo con azúcar y otro edulcorante.

Como podemos ver, es un producto que se ha posicionado en el mundo; incluso llega a extravagancias de ponerle oro o confeccionar ropa.

No lleguemos a esos extremos. Para un día lluvioso una buena taza de chocolate; para compartir, una barra; para disfrutar el momento pensando que ese producto salió de Mesoamérica, como muchos otros y que es el sustento de una gran cantidad de personas, en su cultivo, transportación, industrialización y comercialización.

Esperemos que las y los campesinos que producen cacao, tengan mejores y mayores oportunidades en la distribución de la riqueza que genera.

PD Todo trabajador/a tiene derecho a su salario, es un derecho inalienable. Esperemos que esta situación que se ha presentado en las semanas recientes se regularice pronto y bien.

#CiudadaniaParticipativa

#PorTodoslosDerechosparaTodaslasPersonas

Contacto: balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba