COLUMNA: Socializando Datos

Llamado de alerta 

Por Balvanero Balderrama García 

Las alarmas se vuelven a encender en nuestro país. Por unas horas, Torreón fue el centro de atención no sólo de nuestro país, sino de muchos medios y personas allende las fronteras nacionales. No es para menos.

Después del lamentable hecho del pasado viernes en Torreón se hace necesaria la reflexión institucional, familiar e individual. Se han aventurado distintas causales, intentando entender un hecho, de por sí, sin sentido: los videojuegos, la familia, la sociedad, el sistema educativo.

Más allá de los detalles que pueden llevar al morbo, pienso que un hecho de tal naturaleza no puede tener una sola causa, una única razón, sino que intervienen distintos factores que fueron dando forma a los acontecimientos por todas y todos conocidos.

Cada uno y todos los elementos deben ser analizados por las y los especialistas para tratar de entender los por qué, para, algo muy importante, establecer las estrategias que permitan detectar en tiempo y evitar otra tragedia.

Es obvio que el sistema educativo debe verse involucrado, también las y los padres de familia, tutores; distintas agrupaciones que lleven un análisis serio y profundo, que establezcan protocolos, den indicaciones y sugerencias.

No podemos quedarnos en la indignación, el dolor, las condolencias, el rechazo y la incredulidad. Tampoco es posible apegarnos a la inmovilizadora frase de “a nosotros no nos puede pasar”.

Esta llamada de atención, potente y resonadora, no puede perderse en el mundo de las novedades y noticias que vienen empujando y desplazando, en una carrera que deja poco tiempo para la reflexión y análisis profundo. No puede quedarse en una efeméride más de cada 10 de enero.

Corresponde a las autoridades de cada nivel e instancias involucradas no dejar pasar el tiempo y dar los pasos necesarios para atender como se debe un hecho de esta magnitud.

Para darnos una idea de la dimensión de las posibilidades implicadas, aquí unos datos: para el ciclo escolar 2018-2019 se matricularon, en primaria y secundaria, un total de 20 millones 445 mil 877 estudiantes; en ese mismo ciclo se registraron 96 mil 508 primarias y 39 mil 967 secundarias (Inegi, tema educación).

Como decíamos al principio, las alarmas están encendidas; aprendamos de esta dolorosa y lamentabilísima lección para que nunca se vuelva a repetir.

balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios