Opinión

COLUMNA: Socializando Datos

Cultura Vial

Por Balvanero Balderrama García

balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

Se te recuerda Mauro (+)

Enfilé hacia la radio, a grabar Diálogos Universo 94.9 con integrantes de la AMDA.

Dándole vuelta al guion para la plática con las Maestras Beatriz, Mercedes, Hilda, Laura; también con la Dra. Edith y el Mtro. Gabriel.

Todo en torno a las audiencias, sus derechos, en el contexto del 20 Aniversario de la Radio Universitaria.

En el semáforo, el sonido de la sirena de una ambulancia me volvió a la realidad. Ese ulular que se ha hecho tan común pero que una vez más observé que no hay conocimiento de lo que se tiene que hacer: muchos conductores empiezan a sonar el claxon, otros a pasarse el alto, unos más a colocarse atrás para avanzar, otros sin moverse, pocos a tratar de abrir paso para que avance el vehículo con la emergencia.

¿Y la cultura vial? Me pregunté.

Comencé a pensar sobre los accidentes, pero sobre todo reflexioné en los que tienen que ver con la forma de conducir cualquier vehículo. Accidentes atribuibles a errores humanos que se pueden evitar, que cobran muchas vidas al año.

En el 2021, el Inegi reportó poco más de 340 mil accidentes en el país; 5,823 de los cuales fueron en el estado de Colima. Con lo que implica en pérdidas humanas, materiales, tiempo, secuelas…

El 96% de las veces la causa del accidente se atribuyó al conductor, a nivel nacional y mismo porcentaje para la entidad de Colima.

En el 1%, 1 de cada 100, la causa de los accidentes en el 2021 se registró como falla en el vehículo; el 0.7% para el estado de Colima.

Googleé “cultura vial”, y obtuve más de 19 millones de resultados en 0.47 segundos. La primera definición dice: “se refiere a la construcción de una convivencia armoniosa, responsable y de respeto entre todos los que hacemos uso de las vías de tránsito, sean estas aceras, rutas, caminos, ciclo vías, etc”.

Nada más: armoniosa, responsable y de respeto. Me pregunté -y a la vez le pregunto-: ¿conduzco así? Toda una tarea que tiene que ver con muchas otras realidades que nos estallan en la cara.

Para otra ocasión queda el tema que había pensado: la radio, razones de escucha o no escucha, usuarios, dónde lo escuchan, en qué lugar se sintoniza, programas… todo esto de la ENDUTIH.

En tanto, seguí mi trayecto pensando en la canción de Roberto Carlos:

Monte mi chacharrito y a una gran velocidad

De 10 millas por hora recorrí por la ciudad ♫♬….

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba