COLUMNA: Socializando Datos

El uso del tiempo

Por Balvanero Balderrama García

El tiempo es un recurso finito; aunque se diga que hay más tiempo que vida, o precisamente por eso. Hay muchos refranes, poemas, canciones, que hace alusión a su importancia.

Se dice que el tiempo perdido hasta los santos lo lloran; también se afirma que conocer el tiempo es una sabia virtud; y, además, que todo tiene su tiempo: nacer y morir, sembrar, cosechar, reír o llorar. Se le atribuyen cualidades medicinales, al decir que todo lo cura. Hay quien concluye una sentencia con la frase: al tiempo.

Estamos sujetos a él, lo medimos y tasamos: segundos, minutos, horas, días, semanas, años… ilusos, inventamos ciclos para tratar de contenerlo, cuando este es lineal y no espera; se hace énfasis en que tampoco perdona, eso solo Dios.

Preocupados por hacer mucho en el tiempo disponible, nos olvidamos de vivir. Como aquella ¿enseñanza?, que refiere al niño que le pregunta a su padre cuánto gana por hora, para, posterior a ello, querer pagarle sesenta minutos para vivirlos juntos.

Es verdad que la percepción del paso del tiempo es diferente en el campo que en una ciudad. Recientemente estuvimos en una pequeña localidad de Minatitlán, El Arrayanal: otra cosa, quietud, calma, tranquilidad; allá, trepados en la roca más grande a la que nos hayamos subido, el tiempo transcurre diferente. Obviamente, es una percepción.

Todo esto viene a cuento, porque buscando un tema derivé en la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (INEGI, 2019) y tiene datos sumamente interesantes. Desde una visión estadística, desgrana el uso que le dan a su tiempo las personas de 12 años y más: con perspectiva de género; tiempo destinado al cuidado, actividades de autocuidado, recreativas, deportivas, culturales, esparcimiento; también a la participación social, entre otras.

Esto tendría que llevarnos a la propia reflexión: ¿cómo empleo mi tiempo?, ¿en qué?, esas actividades ¿para qué?, ¿con quiénes? Cada quién tiene sus propias áreas de interpelación.

Aún en estos tiempos que corren, con la pandemia como eje, que nos exigen, como humanidad, lo que nunca en la historia reciente, podríamos retomar lo dicho por Jean Paul Sartre: No perdamos nada de nuestro tiempo; quizá los hubo más bellos, pero este es el nuestro.

#PorTodoslosDerechosparaTodaslasPersonas

 

balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios