Opinión

COLUMNA: Socializando Datos

¿A quién le es útil el Censo 2020?

Por Balvanero Balderrama García

A todas esas personas que recorrieron los casi 2 millones de Km2 de nuestro país

Recientemente se dieron a conocer los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020. El más grande de la historia y el que tuvo implicaciones que nadie, por mejor planeado que fuese, hubiera previsto.

Los datos a consulta vienen a actualizar la fotografía censal que cada 10 años se toma en nuestro país. Tal y como la definición y metodología del censo lo exige, se visitó cada una de las viviendas a lo largo y ancho de nuestro país para contabilizarlas, así como a sus residentes habituales.

A partir del pasado lunes, cuando se dieron a conocer los datos, el momento de referencia es el 15 de marzo del 2020.

En el ámbito de la trasparencia a que se obliga el INEGI, están publicados la metodología, cuestionarios, glosario, clasificadores, entre otros documentos.

Retomando la pregunta que da título a esta columna, la respuesta fácil y rápida sería: a todas y todos, personas e instituciones.

Es una información que nos permite, por ejemplo, decir a alguien: Colima es la entidad menos poblada del país, tiene 731,391 habitantes. Ese mismo dato, es útil para el Gobierno estatal, investigadores de economía o demografía -por citar algunos-, mercadólogos, docentes, planeadores, etcétera.

Obviamente, hay muchas más variables en las 11 temáticas de población y las 8 que refieren a las viviendas. Además de los cruces que se pueden hacer para obtener las del propio interés.

Los datos del CPyV2020 costaron mucho esfuerzo, más aún con el escenario planteado por la pandemia, con los diversos procesos de verificación y en la parte final del período de levantamiento. Lo anterior además del recurso económico y humano.

De nada vale tener una vela y dejarla bajo de una mesa. Lo mismo pasa con datos de esta relevancia: de nada sirven que estén ahí, disponibles y gratuitos para que no se utilicen.

Por el sólo interés de conocer –“Libre y desinteresado deseo de saber”, diría un profesor-, acérquese a ellos. Se sorprenderá o ratificará con el dato, por ejemplo, de cómo va en descenso el teléfono fijo en las viviendas particulares, así como el incremento del uso de teléfono celular. En esto último reitero lo que ya he comentado: el celular no es un bien de la vivienda, sino de la persona, y por lo mismo se debería de contabilizar de esa manera.

Conocer la dinámica de la población es muy relevante, fundamental, para un país, por ello, esta información está catalogada como de interés nacional y, en una añeja tradicional censal de nuestro país que data desde 1895 -con el primer censo de la era moderna-, el INEGI pone a nuestra consideración y uso.

Hagamos valer nuestro derecho a la información.

#PorTodoslosDerechosparaTodaslasPersonas

Contacto: balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

 

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Mira también
Cerrar
Botón volver arriba