COLUMNA: Socializando Datos

Acechanzas en la red

Por Balvanero Balderrama García

Nos es útil para estudiar, comprar, vender, divertirnos, socializar, comunicarnos, interactuar y trabajar. La red de redes es ahora omnipresente en la vida de millones de personas.

Es el internet, redes interconectadas, lo que ha favorecido las llamadas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC’s).

La vida en la pandemia hubiera sido mucho más difícil de lo que ha sido, sin el apoyo de las TIC’s, del internet. Sin embargo, como todo en la vida, es importante distinguir la manera en cómo se usan las cosas.

Los excesos son perjudiciales. Las medicinas, por ejemplo, tomadas bajo prescripción y de acuerdo a las indicaciones, son benéficas; usadas sin restricción alguna producen adiciones que dañan la salud y pueden llegar, incluso, a la pérdida de la vida.

Se podrían mencionar muchos ejemplos. El ejercicio es recomendable, en exceso puede derivar en vigorexia. Son indudables los beneficios que nos puede aportar un celular, la dependencia al mismo podría llevarnos a la nomofobia.

La ENDUTIH ofrece información de lo que se denomina ciberacoso, es un módulo que se levanta junto con la encuesta. El Inegi recientemente ofreció los datos de la edición 2020.

Vamos por partes, sabemos por los medios de comunicación de cómo son utilizadas las redes sociales para “enganchar” jóvenes que luego pueden ser explotadas de diversas formas. También, de cómo son utilizadas para difundir imágenes personales e íntimas, principalmente de mujeres, por venganza, morbo, o por algún tipo de negocio ilícito.

El ciberacoso es un término relativamente nuevo, como lo es mucho de lo que ha derivado del boom del internet. De hecho, aún no se incorpora a la RAE, pero se ubica en lo que denominan Observatorio de Palabras.

La Unicef lo define como: “acoso o intimidación por medio de las tecnologías digitales”. Es una palabra compuesta. Y tiene tal relevancia que se hizo necesaria su medición, no sólo en nuestro país, sino en el mundo entero. El Inegi lo mide, cada año, desde el 2015.

Algunos datos para tener en cuenta. En el país 75 de cada 100 personas de 12 años y más, julio-noviembre 2020, utilizaron el internet. De ese total de personas usuarias de la red, el 21% dijo haber sufrido de ciberacoso, en mayor medida hacia mujeres que a varones.

Los rangos de edad con mayor porcentaje de incidencias: mujeres de entre 12 a 19 años y hombres entre 20 a 29 años. Adolescentes y jóvenes.

Las entidades en las cuáles se vivió más esta situación son las siguientes: Colima (27.4%), Tabasco (26.9%), Tlaxcala (26.4%). Las que menos: CDMX (16.2%), Tamaulipas (17.8%) y Coahulia (17.8%).

Todas y todos tenemos derecho a una privacidad, a recibir un trato digno, a que se preserven nuestros datos personales, a la seguridad. Pero, ¿qué pasa cuándo mediante engaños, exceso de confianza, buena fe, ignorancia, ingenuidad, etcétera sustraen información, me intimidan, o algo peor? Son delitos. Ahí está, como referencia, la Ley Olimpia.

Tenemos que informarnos, utiliza las TIC’s y no ser utilizadas por ellos y por personas que buscan dañar a quién se encuentre más vulnerable.

Usted, seguramente conoce a personas que utilizan internet, comente de los peligros que entraña su uso sin cuidado. Eduquemos en un uso responsable y seguro.

Hay mucha más información generada por la ENDUTIH y el Módulo del Ciberacoso 2020, no estaría de más que le diera una revisada. Más vale prevenir que….

 

balvanero@gmail.com / @Balvanero.B

 

#CiudadaniaParticipativa

#DerechosDeLasAudiencias

#Nuestrosderechosderegreso

#PorTodoslosDerechosparaTodaslasPersonas

 

Las opiniones expresadas en este texto periodístico de opinión, son responsabilidad exclusiva del autor y no son atribuibles a El Comentario.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios