COLUMNA: Tiempo extra

Por Damián Trillo

Chiquimarco, entrenador

El fin de semana pasado en la prensa deportiva se informó sobre la sorpresiva contratación del ex árbitro mexicano, Marco Antonio Rodríguez como director técnico del Club Salamanca de la Segunda División española de futbol. El entrenador del equipo era el también mexicano José Luis Trejo, sin embargo, al no contar con el grado “UEFA Pro” necesario para dirigir en Europa, se dio la repentina contratación de Chiquimarco.

Tres días

Apenas el lunes presentaron oficialmente a Marco Antonio Rodríguez como el nuevo timonel del conjunto español, y no pasaron ni tres días completos, cuando el miércoles la directiva anunció el despido del ex árbitro mundialista. La inédita situación se prestaba para múltiples conjeturas, y el primero en hablar fue Rodríguez, a través de su cuenta de twitter, al negar haber sido cesado y señalar que no se prestaría para ser prestanombres de nadie ni vendería su inversión de años para obtener el título de entrenador grado superior al mejor postor.

La otra versión

En entrevistas posteriores, Chiquimarco aclaró que renunció porque en Salamanca pretendían que quien tomara las decisiones técnicas fuera Trejo, y su presencia fuera solo mediática. Además, agregó que le voltearon el vestidor y encontró poca disposición para trabajar por parte de los jugadores. Un día después, el presidente del Club, Ulises Zurita aseguró que Rodríguez se negó a acatar las condiciones apalabradas en el contrato y llevó a cabo comportamientos que no corresponden con los valores del club, pero no reveló cuáles fueron los desacatos por una supuesta confidencialidad pactada entre ambas partes.

Trejo

Finalmente quien también salió a dar su versión fue José Luis Trejo, básicamente tachó de mentiroso a Rodríguez y dijo que en dos días de prácticas pretendió modificar todo, agregando que “no puedes llegar sin conocer el entorno y cambiar todo de un tajo”. Llamándolo a recapacitar y declarar lo que debe ser, porque ha cometido un grave error en su carrera.

Impredecible

Apenas la semana pasada escribí sobre la sorpresa que causaba que el Querétaro llegara a la jornada 5 del Apertura 2019 como líder, y un día después, León le puso una paliza de 4-0 en su propio estadio. Quitándole momentáneamente, tanto el invicto como el liderato de la tabla general. Pero como nuestra Liga MX es trepidante e impredecible, en la fecha de mitad de semana, los Gallos retomaron la senda del triunfo y golearon 5-0 a Veracruz en el puerto, apoderándose nuevamente de la cima general. Bendito futbol mexicano, rompe quinielas. Cualquier comentario u opinión a mi correo: damiantrillo84@hotmail.com

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios