Opinión

COLUMNA: Cotidianidad

No te sientas ofendido

Por Karla Aliset Morfin Arredondo

No te sientas ofendido si alguien te quiere herir, observa el dolor que oculta; si alguien te quiere mentir, observa el vacío que guarda.

Si alguien te quiere traicionar, observa la soledad que carga; si alguien se burla de ti, observa los traumas que encierra.

Si alguien te menosprecia, observa lo grande que es su miseria; si alguien te envidia, observa su frustración interna.

No te sientas ofendido por los defectos ajenos, trabaja por corregir tus defectos, corrige en ti lo más que puedas, sé amable y bondadoso con quien más lo necesita. No te preocupes por alimentar tu ego y empieza a alimentar tu alma.

Porque cuando alguien te ofende y tu te pones en su lugar, tratas de entender la situación y no devuelves la ofensa, a eso se le llama madurez.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba