Mundo

Comienza en Alemania el primer juicio por crímenes de lesa humanidad en Gambia

Este lunes (25) arrancó en la ciudad alemana de Celle el primer juicio por crímenes contra la humanidad cometidos en Gambia y en aplicación del principio de justicia universal contra Bai L., presunto miembro de una unidad paramilitar creada por el expresidente gambiano Yahya Jammeh.

La Fiscalía acusa a Bai L. de haber trabajado entre 2003 y 2006 como chófer de los Junglers, una unidad paramilitar, y estar implicado en el intento de asesinato del abogado Ousman Sillah en 2003, en el asesinato del periodista Deyda Hydara en 2004 y en el asesinato del opositor Dawda Nyassi, posiblemente en 2006.

La unidad paramilitar, conocida también como Patrol Team (Equipo de Patrulla), fue creada por el entonces presidente Yahya Jammeh a mediados de la década de 1990.

“Es bueno que comience el juicio contra uno de los presuntos asesinos de nuestro estimado colega y corresponsal por muchos años de RSF (Reporteros Sin Fronteras), Deyda Hydara, y que con ello haya por fin una oportunidad de obtener justicia”, dijo Christian Mihr, director ejecutivo en Alemania de esta organización.

Subrayó la importancia de que “se aclare todo el conjunto de delitos y que todos los implicados rindan cuentas”.

“Cuando un presidente encarga a un escuadrón de la muerte que elimine a un periodista crítico, es una violación de la libertad de prensa difícilmente superable en crueldad”, agregó en un comunicado difundido días antes del comienzo del juicio, en el que estará presente.

“Mi padre fue asesinado porque hacía su trabajo. Porque dijo lo que hace Jammeh”, dijo Baba Hydara, hijo de Deyda Hydara y parte de la acusación particular en el juicio.

Deyda Hydara fue director del periódico independiente The Point, así como corresponsal de la agencia AFP y de RSF; tenía una popular columna sobre política gambiana y poco antes de su asesinato a tiros en diciembre de 2004 criticó duramente las nuevas leyes de prensa, extremadamente represivas, de la dictadura de Jammeh.

“Sabemos muy bien que este es el primer juicio contra uno de los Junglers. Y sabemos que Bai L. era comparativamente insignificante, mientras Jammeh se encuentra en Guinea Ecuatorial sin que le pase nada. Pero debe pagar por lo que hizo”, exigió el hijo del reportero asesinado.

RSF recordó que la organización exige ya desde hace 3 años la extradición a Gambia de Jammeh para ser juzgado por el asesinato de Hydara; el expresidente huyó al exilio tras su derrota electoral ante Adama Barrow en 2016.

Baba Hydara subrayó su deseo de que se haga justicia por su padre “y por todos los demás que fueron víctimas de Yahya Jammeh y sus fuerzas de seguridad”, según un comunicado difundido por Human Rights Watch.

“Todos los implicados en el asesinato de mi padre serán llevados ante la justicia y no pararemos hasta que cada uno de ellos sea llevado ante un tribunal”, agregó.

Las organizaciones no gubernamentales Human Rights Watch, la Comisión Internacional de Juristas, RSF y TRIAL International subrayaron que “la apertura del primer juicio en Alemania por crímenes graves cometidos en Gambia es un paso importante para la justicia”.

Los 22 años de gobierno de Jammeh, entre 1994-2017, estuvieron marcados por una represión sistemática y violaciones generalizadas de los derechos humanos, como tortura, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y violencia sexual contra opositores al ejecutivo presuntos y reales.

El juicio contra Bai L., de 46 años y en prisión preventiva desde su detención el 16 de marzo de 2021 en Alemania, a donde había llegado anteriormente como refugiado, es el resultado de los esfuerzos conjuntos de grupos de víctimas, organizaciones no gubernamentales y autoridades alemanas.

Este juicio es posible porque Alemania reconoce la jurisdicción universal para determinados delitos graves con arreglo al derecho internacional, lo que permite la investigación y el enjuiciamiento de estos delitos con independencia del lugar en que se hayan cometido y de la nacionalidad de los sospechosos o de las víctimas.

En el juicio contra Bai L., que podría ser condenado a cadena perpetua, la Audiencia Provincial de Cella ha fijado de momento hasta finales de año otras 39 vistas, además de la de hoy, y a partir de 2023 tendrán lugar de forma ininterrumpida todos los jueves y viernes.

No se espera un veredicto antes del año que viene.

Las autoridades alemanas han sido líderes en la realización de juicios sobre la base de la jurisdicción universal, señalan las organizaciones.

En enero, un tribunal alemán condenó a un antiguo oficial de inteligencia sirio por crímenes contra la humanidad y lo sentenció a cadena perpetua en un primer caso de este tipo.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba