Comunicado oficial de la Universidad de Colima

A la comunidad universitaria,

a la sociedad en general:

Sobre la petición de eliminar las cuotas de talleres y laboratorios en la Universidad, quiero compartirles varias consideraciones, siempre de manera respetuosa, como solemos conducirnos las y los universitarios.

La Universidad de Colima es una institución pública que tiene como fin ofrecer educación de calidad para todos y todas, además de generar, difundir el conocimiento y procurar la vinculación con la sociedad y el desarrollo del estado, utilizando para ello los recursos que le otorgan la federación, el estado y los que obtiene por el concepto de ingresos propios.

El reto a superar es la pandemia, una situación inédita que ha generado en el Mundo, no sólo en Colima, complicaciones económicas, emocionales y familiares que afectan a todos por igual. En ese sentido, en la Universidad estamos convencidos de que un problema de tal magnitud sólo puede enfrentarse con éxito si trabajamos juntos y de manera solidaria, en beneficio de la sociedad.

Recordemos que la Universidad sigue funcionando, que no ha detenido su marcha a pesar de la pandemia y que las instalaciones se han mantenido y se encuentran listas para recibirles una vez que el semáforo epidemiológico pase a color verde.

Este lunes 15 de febrero inicia el nuevo semestre escolar gracias, sobre todo, al esfuerzo de nuestros docentes, quienes se siguen capacitando para enfrentar el reto de la educación a distancia. Tenemos aquí dos grandes tareas que debemos equilibrar: cuidar la salud de las y los universitarios, así como la calidad del proceso de enseñanza.

El inicio de semestre, además, no sería posible sin el gran esfuerzo que realizan las y los estudiantes y sus familias. Para complementar este esfuerzo, y conscientes de la situación difícil que vivimos, la Universidad no ha aumentado sus aranceles desde hace 8 años. Además, el descuento de las cuotas de talleres y laboratorios pasó de un 20 a un 25 por ciento. Con estos recursos se ha apoyado una reconversión tecnológica en la infraestructura educativa, que incluye mantenimiento, licenciamientos, telecomunicaciones y adquisición de equipos, además de la aplicación de las medidas de sanidad recomendadas para la prevención del Covid-19.

Un alumno o alumna de la Universidad, una vez inscrito, recibe una gran cantidad de beneficios, como estudiar en programas académicos reconocidos por su calidad, acceso gratuito a plataformas tecnológicas, seguro social, becas, tutorías, además de acceder a la oferta cultural y deportiva que ofrece la institución y formarse en contextos educativos internacionales.

La cuota de aranceles podrá cubrirse hasta en dos parcialidades. Si alguien tiene dificultades económicas que comprometan su continuidad en la Universidad, puede comunicarse a su escuela y exponer su caso con el director o la directora.

Entendemos, finalmente, que la situación es complicada, por eso, hoy más que nunca, todos necesitamos de todos. Nuestro objetivo es el mismo: tener un lugar donde sea posible que las nuevas generaciones de colimenses puedan cursar una carrera y desarrollar al máximo su potencial no sólo como estudiantes, sino también como ciudadanos y seres humanos solidarios y comprometidos.

Atentamente

Estudia*Lucha*Trabaja

Dr. Christian Jorge Torres Ortiz Zermeño

Rector

Print Friendly, PDF & Email