Concluyen estudiantes de Manzanillo residencia en Medicina Familiar

En el auditorio del Hospital General de Zona 10 del IMSS, en Manzanillo, se realizó la ceremonia de clausura de la primera generación de residentes de la Universidad de Colima en Medicina Familiar.

Con dicha ceremonia culminó la capacitación de 12 residentes especialistas en Medicina Familiar de la generación 2017-2020, a quienes les entregaron sus diplomas correspondientes a la especialidad, así como un reconocimiento a los primeros lugares de desempeño de cada año. Asimismo, se rindieron homenajes a los profesores titulares que sirvieron como guía en el proceso formativo y que fueron padrinos de generación.

Este acto solemne contó con la participación de Rafael Solís Aguirre, delegado universitario en Manzanillo, en representación del Rector Eduardo Hernández Nava; de Arturo Bojórquez Reyes, jefe delegacional de Prestaciones Médicas; Édgar Vargas Salazar, titular del órgano de operaciones administrativas desconcentradas del IMSS en Colima, e Ignacio Moreno Gutiérrez, coordinador de Planeación y Enlace Institucional.

Al tomar la palabra, Solís Aguirre externó que la UdeC aprecia el hecho de que el Hospital General de Zona abra sus puertas al estudiantado, y agregó que “es bien sabido que la Universidad ha mostrado particular énfasis en la formación de los profesionales de la salud; por ello, y para fortalecer alianzas, se trabaja en la adecuación de programas de estudio privilegiando la prevención de enfermedades”.

“A quienes hoy culminan su residencia en Medicina Familiar, les digo que su labor va más allá de los saberes intelectuales, requiere cierta cuota de intuición creativa para integrar lo cognitivo a las necesidades de atención de los usuarios de los servicios de salud. Estamos ciertos de que su esfuerzo ha sido mucho, pero no me queda duda de que cada sacrificio ha de valer la pena”, finalizó.

Por su parte, Arturo Bojórquez los invitó a que sigan los objetivos de los servicios de salud: “La idea a nivel nacional es trabajar con un mismo fin, que es solventar, ayudar, tratar y prevenir; entonces, ustedes que son el primer nivel de atención, tienen la razón primordial de realizar estos objetivos”, enfatizó.

Por último, en nombre de los residentes, Fernando Parrales Ángeles dijo que esta ceremonia marca el fin de una etapa y el comienzo de otra más importante: “Ahora cada quien tomará direcciones diferentes en la vida. Gracias por los grandes lotes de felicidad y gracias al compañerismo, amistad y apoyo”.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios