Mundo

Condenan a 8 años de prisión a una defensora de derechos humanos en Nicaragua

La defensora de derechos humanos, Eveling Pinto, de 63 años, fue condenada a 8 años de prisión e inhabilitada para ejercer cargos en Nicaragua, tras ser declarada culpable de delitos considerados traición a la patria y propagación de noticias falsas, informó este lunes (14) la disidente Unidad de Defensa Jurídica (UDJ).

“Jueza Irma Oralia Laguna Cruz condena a la presa política Evelyn Pinto Centeno a 8 años de prisión, más 500 días multa e inhabilitación para ejercer cargos”, detalló la UDJ en un comunicado.

Pinto es una veterana defensora de los derechos de la niñez y la adolescencia desde su trabajo en el organismo Fe y Alegría, así como de las mujeres y de los pueblos indígenas.

Laguna Cruz condenó a Pinto a cinco años de prisión por “conspiración para cometer menoscabo a la integridad nacional” y tres por “propagación de noticias falsas”.

“Esta sentencia es una afrenta a la justicia en Nicaragua. (Pinto) es inocente”, destacó el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), en una declaración pública.

La defensora fue capturada el 6 de noviembre pasado, en la víspera de los comicios en los que el presidente Daniel Ortega fue reelegido para su quinto mandato, cuarto consecutivo, y segundo con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta, con sus principales contendientes en prisión.

Según sus familiares, Pinto es una sobreviviente de cáncer y sufre de hipertensión e insuficiencia renal crónica, por lo que necesita atención médica especializada.

La activista es una de más de 40 personas que fueron capturadas en el marco de las elecciones de 2021, entre quienes están disidentes que querían competir por la Presidencia, exguerrilleros históricos sandinistas, exdiplomáticos, líderes opositores, críticos de Ortega, y profesionales independientes.

Los capturados en el contexto electoral han sido acusados de delitos económicos y traición a la patria. Todos lo que han ido a juicio se han declarado inocentes, pero los jueces los han encontrado culpables.

El Cenidh ha insistido en que los acusados son “presos políticos” que han sido capturados de forma ilegal, no han recibido el debido proceso, y han sido víctimas de supuestas violaciones de sus derechos, malos tratos, y torturas.

Ortega ha tildado a los opositores encarcelados y juzgados de “traidores a la patria”, “criminales” e “hijos de perra de los imperialistas yanquis”.

Con información de EFE

Botón volver arriba