Mundo

Convoca Corea del Norte a una sesión parlamentaria para el 17 de enero

Corea del Norte ha convocado una sesión de su Asamblea Popular Suprema (Parlamento) para el próximo 17 de enero en la que tiene previsto tramitar, entre otros, normas presupuestarias, informaron hoy medios estatales.

El comité permanente de la Asamblea Popular Suprema celebró el martes una reunión en Pionyang en la que no estuvo presente el líder Kim Jong-un y en la que se decidió de manera unánime convocar la sesión parlamentaria en la fecha mencionada.

La sesión se centrará en analizar la ejecución del presupuesto nacional de este año, establecer el de 2023 o la aprobación de leyes relacionados con la labor de la fiscalía general o sobre la protección del “dialecto de Piongyang”, según el breve texto de KCNA.

Esta última medida se interpreta como un nuevo intento por evitar el asentamiento de influencias extranjeras por parte del régimen, que desde el inicio de la pandemia ya advirtió sobre el uso de extranjerismos, en clara referencia al coreano que se habla en el Sur y al que los norcoreanos tienen acceso a través de contenidos audiovisuales que entran de contrabando en el hermético país.

La Asamblea Popular Suprema, que en realidad se considera un parlamento de facto cuyo rol es refrendar las decisiones de la cúpula del régimen, solía celebrar tan solo una sesión al año en torno al mes de abril, principalmente para tratar los presupuestos y temas organizativos.

Sin embargo, en tiempos recientes se han convocado dos sesiones anuales, como las de febrero y septiembre de este año.

En esta última sesión celebrada hace 3 meses, la Asamblea promulgó una ley que convierte en “irreversible” la política nuclear norcoreana y permite la realización de ataques preventivos si el régimen o su arsenal nuclear se ven amenazados, tal y como anunció el propio Kim Jong-un.

A su vez, el Partido de los Trabajadores norcoreano anunció la semana pasada que celebrará un plenario a finales de diciembre para revisar los “desafíos importantes” que encara actualmente y establecer sus políticas para 2023.

La convocatoria llega en un momento de gran tensión después de que Pionyang haya realizado un número récord de ensayos de misiles en las últimas semanas, los cuales han buscado dar respuesta a las maniobras con las que Seúl y Washington suelen replicar a estas acciones norcoreanas, dando pie a una peligrosa escalada en la península.

Con información e imagen de EFE

Botón volver arriba