Cortan tres orejas en la primera corrida formal en La Petatera

Tarde de nostalgia se vivió en la monumental plaza de toros La Petatera de Villa de Álvarez, pues en la primera corrida formal, edición 163, el rejoneador Andy Cartagena quebró a “Picasso”, uno de sus caballos, al hacer un movimiento inesperado. El equino sufrió fractura del cuarto trasero izquierdo. En el mismo coso fue atendido y será trasladado a Guadalajara para que se le coloque una placa.

El primero en cortar un apéndice en la primera corrida de feria fue Leo Valadez, después Andy Cartagena y José Mauricio en tercer lugar. Fue una corrida en la que los astados de la ganadería de San Constantino mostraron debilidad en los remos delanteros, pero los diestros buscaron hacer su mejor faena para así agradar al respetable que llenó los tendidos del coso taurino villalvaranse.

Leo Valadez fue el primero en cortar oreja al hacer una faena a base de derechazos y alguna stands de buenos naturales, rematados con el pase de pecho, a “Muñeco”, un berrendo paliabierto capirote que se prestó a la faena del matador que abrió su trabajo con 3 verónicas, rematadas con una media, para luego adornarse con muletazos, rodilla en tierra. Esas artes le fueron reconocidos por los asistentes.

En el sexto y último de la tarde, Leo Valadez estuvo voluntarioso con muleta y capote, pero no pudo cuajar una buena faena dadas las condiciones de “Soñador”, toro que mostró mansedumbre por lo que el matador no pudo hacer mucho con el astado de San Constantino.

El rejoneador Andy Cartagena fue el encargado de abrir la tarde y no tuvo mucha suerte con su primer enemigo, “Jac”, de 490 kilos, toreando a la grupa y al estribo, aunque falló a la hora de tirarse a matar con el rejón de muerte.

Con el segundo de su lote, de nombre “Asky”, su corcel sufrió la fractura, un apalusa que estaba dando buena pelea al toro. Desafortunadamente, el caballo en un movimiento pierde piso y se lesiona el cuarto trasero izquierdo, provocando que Cartagena soltara las lágrimas. Sin embargo, se repuso y cambia de cabalgadura, hace algunas piruetas y manda al destazadero a “Asky”, recibiendo una oreja por su trabajo.

José Mauricio, segundo en salir al ruedo, quedó a deber a la afición porque sus dos astados no se prestaron para su lucimiento con “Don Chelito”. No hubo ni pena ni gloria y al segundo de su lote, de nombre “Don Felipe”, le corta una oreja agradando con ello al respetable.

Buen trabajo del juez de plaza Alfredo Huicochea González y de sus asesores, que estuvieron atentos al desempeño de cada una de las faenas de los diestros que intervinieron en la primera corrida formal de la Feria de Villa de Álvarez 2020.

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Print Friendly, PDF & Email
Etiquetas
Sin Comentarios

Deje su Comentarios