México

Prevé OCDE crecimiento para México sólo del 1.5% en 2023

El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de México sufrirá una desaceleración en el 2023, debido a su alta exposición al ciclo económico mundial y a una menor demanda de las economías avanzadas, particularmente de Estados Unidos, así lo estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con una publicación de El Economista, las estimaciones de la OCDE aseguran que México conseguirá un crecimiento de 1.5% en el PIB del año próximo, tasa inferior en seis décimas al pronóstico de 2.1% previsto por ellos mismos en junio.

Asimismo, detalla el diario, esta estimación es inferior a 3% que utilizó el gobierno como base para calcular los ingresos presupuestales del año próximo.

En el Interim Economic Outlook, los expertos de la OCDE ajustaron al alza su pronóstico para el PIB mexicano de este año, para dejarlo en 2.1% desde 1.9% que tenían proyectado hace tres meses. De manera que la proyección actualizada para el 2023, supone una desaceleración.

Además, agrega El Economista, previeron que la moderación en la actividad económica también será resultado del endurecimiento de la política monetaria, lo que en conjunto permitirá moderar la escalada de la inflación de una forma gradual.

No obstante, estiman que el próximo año la inflación de México registrará una variación de 4.9% anual, que supera en cinco décimas la expectativa que divulgaron en junio.

Este pronóstico de la OCDE, destaca el rotativo, se encuentra arriba de la media de expectativas de instituciones financieras recabadas por la encuesta Citibanamex del 20 de septiembre, que anticipa inflación en niveles de 4.70 por ciento.

Para este año, los expertos de la organización estiman que la inflación registrará una variación de 7.9%, perspectiva que contrasta con 8.37% que tiene el consenso de instituciones financieras encuestadas por Citibanamex.

Inflación y respuesta monetaria

En el documento, detalla El Economista, presentado en la madrugada del lunes (26), por el secretario de la OCDE, Mathias Cormann, hicieron un acercamiento a las economías de América Latina, para destacar que en las más grandes, como Brasil y México, los bancos centrales ya aumentaron las tasas de interés.

Este endurecimiento de la política monetaria, combinado con una disminución de los precios de energía, puede reducir sustancialmente la inflación general en el 2023, anticiparon.

Asimismo, prevén que la inflación de Brasil cerrará el año en 10.8%, una variación que incorpora un incremento de 1.1 puntos porcentuales desde 9.8% proyectado en junio. Al corte de agosto la inflación de Brasil se encuentra en 8.8% anual, con lo que moderó la escalada ya que en julio estaba en 10.7% anual.

Mientras que la tasa de interés, Brasil se encuentra en 13.75%, tras 12 incrementos consecutivos que iniciaron en marzo del 2021, cuando el rédito estaba en 2 por ciento. De hecho fue el primero de los bancos centrales emergentes que subieron la tasa.

En tanto, añade el diario, el Banco de México incrementó la tasa a 8.50% en agosto, en lo que fue el décimo aumento consecutivo desde 4% que estaba en abril del 2021.

Con información de El Economista

Botón volver arriba