Deportes

Culmina Nico Williams remontada del Athletic en tres minutos

El Athletic Club le dio la vuelta al marcador en tres minutos con goles de Yeray y Nico Williams para vencer por 1-2 al Atlético de Madrid y clasificarse así para la final de la Supercopa de España, anulando el tanto inicial de los colchoneros que hizo Unai Simón en propia puerta tras un remate de Joao Félix.

Así, el Athletic Club, el actual campeón de la Supercopa de España, jugará el domingo en el mismo escenario, el King Fahd International Stadium de Riad (Arabia Saudí), la final ante el Real Madrid, al que derrotó en las semifinales de la anterior edición.

El encuentro empezó engañoso, alimentando unas expectativas que no se cumplieron hasta el tramo final. Ya en la primera acción del partido, el Atlético sorprendió al Athletic y Joao Félix batió a Unai Simón cuando tan solo se habían disputado una decena de segundos. Pero el gol fue anulado por un ligero fuera de juego del portugués.

La dupla formada por Joao Félix y Ángel Correa, que dejó en el banquillo de inicio a Luis Suárez y a Matheus Cunha, salió muy enchufada y en el minuto 5 fue el argentino quien estuvo a punto de inaugurar el marcador con un disparo desde el interior del área que se fue a córner.

El Athletic también quiso decir la suya durante el intenso inicio y un remate de volea de Iñaki Williams tras un pase por alto de Oihan Sancet se estrelló contra Jan Oblak cuando las prácticamente 10,000 personas que hubo en el King Fahd International Stadium ya cantaban el gol.

Con la misma rapidez que se aceleró el partido se adormeció llegado el ecuador del primer tiempo. La trama se desplazó al centro del campo, donde Marcelino Toral escogió a Oier Zarraga para suplir al lesionado Unai Vencedor y dejó en el banquillo a Mikel Vesga, el otro candidato a ocupar su puesto.

No hubo otra ocasión de gol hasta el minuto 40, cuando Geoffrey Kondogbia no estuvo a la altura de la jugada personal de Yannick Carrasco por la banda izquierda del Atlético, la defendida por Óscar de Marcos. El disparo raso del centrocampista francés desde la frontal del área lo atajó sin problemas Unai Simón.

Al Cholo Simeone no le gustó lo que estaba viendo y en el descanso dio entrada a Renan Lodi, que fue polémica este jueves después de las declaraciones del seleccionador brasileño Tite explicando que no lo convocaba porque no tenía pauta de vacunación completa del coronavirus. Poco después también introduciría a Rodrigo de Paul.

Y, aunque el guion siguió perezoso, una acción desafortunada de Unai Simón en el minuto 61, que primero no alcanzó con su estirada un flojo remate de cabeza de Joao Félix tras saque de esquina y acto seguido vio cómo el balón se estrellaba en su espalda tras dar en el palo derecho, supuso el 1-0 para el Atlético de Madrid.

En la siguiente jugada ya hubiese podido empatar el Athletic Club en otra acción de córner, pero el remate de cabeza de Íñigo Martínez fue demasiado centrado y se encontró encima de la línea de gol con el cuerpo de Oblak, que después también despejaría una potente volea de Iñaki Williams.

En cambio, nada pudo hacer en el minuto 76, cuando acababa de reaparecer en el terreno de juego Yuri Berchiche tras su lesión, ante el imparable remate de cabeza de Yeray a la salida de otro córner. El Atlético se derrumbó al recibir el empate y en el siguiente saque de esquina Nico Williams aprovechó un balón suelto en el área para definir por bajo y hacer el 1-2. La euforia estalló en el equipo vasco.

El conjunto del Cholo Simeone fue incapaz de reaccionar a los dos golpes recibidos y no consiguió crear ninguna ocasión de gol en los 10 minutos restantes. Así, no habrá derbi madrileño en la final y el Athletic Club tendrá la oportunidad de lograr su cuarta Supercopa de España de la historia.

Con información de EFE

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba