De la Madrid Guedea mencionó que este año ha ido mejorando la situación en las notarías públicas, aunque no están igual que antes de que comenzara la pandemia

De hasta un 80%, baja del trabajo en las notarías del estado debido a la pandemia

De marzo a junio del año pasado, debido a la pandemia por el Covid-19, las notarías públicas del estado bajaron su trabajo de un 60 hasta un 80%, según dio a conocer el presidente del Colegio Notarios del estado de Colima, Carlos de la Madrid Guedea.

“El trabajo bajó entre un 60 y 70%, inclusive hubo notarías en donde bajó hasta un 80%. Nosotros los notarios actuamos casi de la mano del Registro Público de la Propiedad, lo que es el Instituto del Territorio, y ese fue otro de los problemas a los que nos enfrentamos, de si paraba o no el servicio del Registro Público (…), afortunadamente no paró el servicio”, refirió.

Explicó que si el Registro Público de la Propiedad se detiene, los notarios no pueden hacer algunos trámites de cuestión comercial como compra-ventas o créditos, solo testamentos y poderes.

De la Madrid Guedea mencionó que este año ha ido mejorando la situación en las notarías públicas, aunque no están igual que antes de que comenzara la pandemia, “pero ha permitido esta mejoría la cuestión del semáforo epidemiológico, pues ya no restringen estrictamente la movilidad, solo se redujo el aforo; los bancos siguen otorgando créditos y compra-ventas, no como antes de la pandemia pero tampoco como los primeros meses de la misma”.

Recordó que en marzo de 2020, cuando fue declarada la emergencia sanitaria en el estado, muchos de los notarios pugnaron para que se reconociera la función notarial como una actividad esencial y no parar actividades, con el fin de estar al pendiente de testamentos o poderes, no tanto por compra-ventas de inmuebles, aunque también era básico por la cuestión de los bancos, y sí se logró, se publicó en el Periódico Oficial del Estado de Colima, donde se declaró a la función notarial como esencial.

“Lo que fue marzo, abril, mayo y hasta junio de 2020 las notarías estaban solas en la entidad, padecimos un bajón muy grande y poco a poco se fue recuperando, en los meses de julio, agosto y septiembre, en las notarías consignamos actos jurídicos y hechos jurídicos entre compra-ventas, créditos, poderes, testamentos, sociedades civiles y mercantiles y ha ido mejorando”, añadió.

Reconoció la actuación del Registro Público de la Propiedad ante la situación de la pandemia, para que de las notarías no tuvieran que acudir a sus instalaciones a inscribir las escrituras, sino se pudiera hacer el trámite de manera electrónica, “algo que fue muy benéfico para la economía del estado”.

Además, para trámites presenciales, a cada notaría se le asignó un horario y día determinados para que no se tuvieran aglomeración en el Registro Público.

 

Print Friendly, PDF & Email
Tags