Deben estados impulsar capacitación para atender emergencias químicas

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) recomendó a las autoridades de las 32 entidades del país implementar programas permanentes de capacitación y dotar de equipos de protección especializado al personal dedicado a la atención y respuesta a emergencias químicas.

La dependencia también los exhortó a realizar las gestiones pertinentes para que las entidades que aún no lo han hecho, homologuen sus legislaciones locales con lo establecido en la Ley General de Protección Civil, a fin de dar cumplimiento con lo señalado en el artículo octavo transitorio de esa disposición legal.

En un comunicado, la Profepa recordó que desde el pasado 20 de diciembre emitió la recomendación número PFPA/1/2c.5/05/2017 para la protección del ambiente durante la atención de emergencias ambientales asociadas con sustancias químicas.

El documento señala que cuando ocurre una emergencia asociada con la liberación de sustancias químicas (fugas, derrames, incendios y explosiones, entre otras), se genera la diseminación de gran cantidad de sustancias al ambiente.

Muchas de esas sustancias presentan características peligrosas, como toxicidad, inflamabilidad, explosividad, corrosividad o persistencia ambiental, que afectan a la población y al medio ambiente.

Si a ello se le agrega la falta de capacitación y equipamiento del personal de las brigadas que responden a este tipo de eventos, esas afectaciones se pueden agravar, ya que se genera una mayor diseminación de las sustancias peligrosas.

Advirtió que la inadecuada respuesta a una emergencia química puede hacer de un incidente menor un desastre, con afectaciones significativas para la población y el ambiente.

Por ello, con el propósito de minimizar los impactos a la población debido a estas emergencias químicas, es necesario que se cuente con personal capacitado y equipado en el manejo de materiales peligrosos.

La apropiada respuesta a una emergencia en que estén involucradas sustancias químicas puede cambiar un desastre potencial en un incidente menor. En cambio, si la respuesta no es la adecuada, puede convertirse en una catástrofe.

Print Friendly, PDF & Email
Sin Comentarios

Deje su Comentarios