Colima

Deben pacientes positivos o sospechosos contar con un cuidador: Salud

El jefe del Servicio de Medicina Interna y secretario técnico del comité Covid-19 en el Hospital Regional Universitario, Carlos Antonio Hernández Dávila, señaló la necesidad de que los pacientes que resultan positivos o sospechosos del virus y que se les atiende y vigila de manera ambulatoria, deben tener por principio de cuentas un apoyo externo de su núcleo familiar, para atender sus necesidades básicas de alimentación y de cuidado personal, sobre todo aquellas personas adultas mayores, que necesitan tener su tratamiento de manera eficaz y efectivo, para que las comorbilidades que en muchos de ellos se presentan, estén bajo control.

En ello, indicó, juegan un papel importante las personas de su alrededor, porque son las que van a proveerles la atención y de estar al pendiente de la aparición de signos o síntomas que pudieran ser graves en determinado momento y que requerirán de un llamado al sector salud o algún médico que ya tengan dispuesto, para su atención.

Refirió que los pacientes y los cuidadores, deben mantenerse en estricto aislamiento y seguir las medidas de prevención, como el uso de un cubrebocas dentro de su casa, sobre todo cuando tengan cercanía con las personas que los atienden, los cuidan y conviven.

“Es también importante hacer hincapié que el común de las actividades que realizan en su domicilio también sean cuidadas, es decir que puedan estar en una habitación de manera aislada, que la ropa que utilicen tanto personal como de su habitación sea tratada de una manera especial. Por ejemplo, es importante que la ropa que utilizó el enfermo tanto de cama o personal, no se sacuda y se deposite en un cesto o en una bolsa para llevarla a su lavado. Se puede, incluso, mezclar la ropa del enfermo con la de los demás, pero si utilizar una cantidad importante de jabón y agua lo más caliente posible”.

También consideró importante mencionar que los utensilios domésticos, sobre todo los que se requieren para la alimentación y demás, sean utilizados solamente por la persona ya sea sospechosa o positiva, y que también se utilice un método de limpieza efectivo para lavarlos.

“Si esta persona comparte en su domicilio algún baño con los demás, es importante que cada vez que lo utilice, se le haga al sanitario una limpieza y desinfección con agua, jabón, hipoclorito y alcohol al 70%. Si el paciente tiene la oportunidad de tener una habitación con un baño para él solo, es lo ideal”.

Mencionó que la presentación de algún signo o síntoma que pueda indicar que ha empeorado la situación clínica del paciente, es importante que la sepa también el cuidador, para que en caso de identificarlo y que haga el llamado oportuno al sistema de salud.

“Hemos visto que en ocasiones las personas graves han llegado tarde a recibir la atención, porque no han identificado bien o no han puntualizado bien la forma en que se están presentando los síntomas. Hay muchos signos y síntomas que pueden prendernos el foco rojo de alarma para solicitar atención inmediata, como puede ser la dificultad respiratoria, la persistencia de fiebre o malestar general que vaya cada día empeorando, dolor torácico, o la suma de otras cosas que no habían aparecido desde el inicio de los síntomas, como pueden ser escurrimiento nasal, dolor de garganta y dolor de cabeza”.

Por ello, dijo, es importante que tanto el cuidador como el enfermo, sepan identificar estos síntomas y buscar su pronta atención.

Mencionó que para las personas que han cumplido el tiempo de aislamiento y de vigilancia durante 14 días, hay que determinar en qué momento pueden salir de él. Si es un paciente al que se le hizo una prueba y salió positivo, tendrá que esperar cuando menos diez días y al término de ese tiempo verificar que al menos durante 72 horas, no haya tenido fiebre o si a tuvo no haya utilizado algún medicamento para tratarla; y la otra es que haya disminuido la sintomatología.

Si es una persona que no se hizo la prueba y estuvo como sospechosa, después de los 10 días no presenta ningún signo o síntoma de gravedad o que haya progresado la enfermedad a otra instancia y la reducción de los síntomas son menores, puede también en ese momento determinarse la salida del aislamiento.

Por último, reiteró que las medidas generales que se toman fuera de casa, también hay que adoptarlas en casa, como el uso de cubrebocas, la limpieza general de las áreas en donde está en contacto el paciente con los demás y también el lavado frecuente de manos con agua y jabón de manera efectiva.

Botón volver arriba