Especiales

Dejan mexicanos de aprender a codificar por caro y demandante

No hay dudas de que la estrella de los negocios modernos, es la programación o codificación, como también se conoce a este arte, que implica crear nuevos códigos para que funcionen tanto aplicaciones, como sitios web, así como bases de datos que nuclean información de millones de personas al mismo tiempo.

Sin importar qué aplicación se le dé, lo que queda claro es que, así como existe una enorme demanda para cubrir esos puestos, también existe una impresionante tendencia a estudiar este tipo de arte de la computación.

Es que, centrados en los impresionantes salarios que se pueden conseguir, muchos mexicanos se están volcando a estudiar programación, en un intento por cubrir todas esas vacantes que el mundo está requiriendo.

Sucede que además, este tipo de profesión transciende las fronteras, ya que los códigos no usan un lenguaje más que el propio, un mexicano podría programar para un japonés, y viceversa. Esta flexibilidad, que muy pocos empleos pueden ostentar, genera un atractivo que magnetiza a muchísimos jóvenes que están buscando su rumbo.

El problema es que una reciente encuesta demuestra que para muchas personas que se embarcan en esta nueva profesión, estudiarla les resulta muy caro y sobre todo demandante de tiempo. Es que las universidades que enseñan programación en México suelen ser privadas, por lo que un 65% de los encuestados señaló que les resulta muy caro y sobre todo demandante en términos de tiempo.

Nuevas alternativas y lenguajes

Claro que las universidades se centran en algunos de los lenguajes más antiguos de la programación y les cuesta un poco mantenerse a la fecha con los nuevos, tal es el caso de Python, uno de los lenguajes de programación más revolucionarios que salieron al mercado y que está cambiando la forma en la que muchos consideran la codificación.

Foto: Ilya Pavlov 

Es que, en términos prácticos, resulta tremendamente flexible a la hora de realizar un programa, app o base de datos y suele estar vinculado con una gran cantidad de personas que lo conocen y que están dispuestos a ayudar a quién lo solicite de forma gratuita en foros y páginas similares. Sucede además, que existe todo un universo de nuevos trabajos para programadores, que se centran en el universo de este lenguaje y que están cambiando la forma en la que se crea software alrededor del mundo.

Además, para mejores, ahora existen nuevas formas de aprender a programar en Python online, que les evitará a las personas interesadas en este lenguaje tener que ir a la universidad y perder grandes cantidades de tiempo en transporte o asistiendo a las clases. Es que las ventajas de los métodos en línea, es que permiten acceder al conocimiento las 24 horas del día durante todo el año, por lo que las personas que trabajan, o bien tienen cortas ventanas de tiempo para educarse, podrán hacerlo cuándo gusten.

Por otra parte, existe además una enorme demanda de programadores que puedan utilizar este código, prácticamente garantizando la salida laboral una vez que completen sus cursos. Es que el mundo está cambiando en términos económicos y la matriz productiva del mañana tendrá que ver más con los recursos de software, que con la producción industrial clásica.

Print Friendly, PDF & Email
Botón volver arriba